Centro Serendipia

7 Tipos Comunes de Depresión

La depresión es una condición psicológica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque cada individuo experimenta la depresión de manera única, existen ciertos tipos comunes de depresión que los psicólogos han identificado y clasificado. En este artículo, exploraremos siete de estos tipos de depresión y cómo pueden afectar a la salud mental.

1. Depresión mayor: También conocida como depresión clínica, esta es una forma común de depresión que se caracteriza por una tristeza intensa y constante, pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban, cambios en el apetito y el sueño, sentimientos de culpa y falta de energía. La depresión mayor suele durar al menos dos semanas y puede afectar significativamente la capacidad de una persona para funcionar en su vida diaria.

2. Distimia: La distimia es un tipo de depresión crónica de menor intensidad que puede durar años. Las personas que sufren de distimia experimentan una tristeza persistente y de larga duración, junto con síntomas como falta de energía, dificultad para concentrarse, pérdida o aumento del apetito y baja autoestima. Aunque los síntomas de la distimia son menos intensos que los de la depresión mayor, pueden interferir con la vida cotidiana y afectar la calidad de vida de una persona.

3. Depresión atípica: La depresión atípica se caracteriza por una respuesta inusual a los factores desencadenantes. Las personas con este tipo de depresión a menudo experimentan cambios en el apetito y el sueño, aumento de la sensibilidad al rechazo y una carga física más pesada. A diferencia de otros tipos de depresión, los síntomas de la depresión atípica pueden mejorar temporalmente en respuesta a eventos positivos.

4. Depresión postparto: Este tipo de depresión afecta a las mujeres después de dar a luz. Los síntomas suelen aparecer en las primeras semanas después del parto y pueden incluir tristeza intensa, cambios repentinos de humor, dificultad para dormir y pensamientos intrusivos relacionados con el bebé. La depresión postparto es importante tenerla en cuenta, ya que puede tener un impacto significativo en el bienestar de la madre y del bebé.

5. Trastorno afectivo estacional: También conocido como SAD por sus siglas en inglés (Seasonal Affective Disorder), este tipo de depresión está asociado con los cambios estacionales, generalmente con la llegada del otoño e invierno. Las personas que sufren de SAD pueden experimentar síntomas como cambios en el apetito, aumento de la fatiga, dificultad para concentrarse y cambios en el estado de ánimo. La falta de luz solar durante los meses más oscuros puede desencadenar esta forma de depresión.

6. Depresión bipolar: La depresión bipolar, también conocida como trastorno bipolar, se caracteriza por cambios drásticos en el estado de ánimo, que oscilan entre episodios de depresión profunda y manía. Durante los episodios depresivos, las personas pueden experimentar síntomas similares a la depresión mayor, mientras que los episodios maníacos se caracterizan por un aumento de la energía, euforia anormal, aumento de la actividad y toma de decisiones impulsivas.

7. Depresión del duelo: La pérdida de un ser querido puede ser una de las experiencias más difíciles de la vida y puede desencadenar una depresión conocida como depresión del duelo. Los síntomas pueden incluir tristeza intensa, dificultad para aceptar la pérdida, sentimientos de culpa y una profunda sensación de vacío. Aunque el duelo es un proceso natural, es importante buscar apoyo y tratamiento si la depresión persiste durante un período prolongado y afecta negativamente la vida diaria.

La depresión puede afectar a cualquier persona en cualquier momento de sus vidas. Reconocer y comprender los diferentes tipos de depresión puede ser el primer paso hacia la búsqueda de ayuda y tratamiento adecuados. Si te encuentras experimentando alguno de estos síntomas, no dudes en buscar el apoyo de un profesional de la salud mental, ya que la depresión es una condición médica que puede ser tratada y gestionada eficazmente. Recuerda que no estás solo y que hay ayuda disponible para ti.

Bibliografía complementaria:

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

2. Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1979). Cognitive therapy of depression. New York: Guilford Press.

3. Freud, S. (1917). Mourning and melancholia. The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud, Volume XIV (1914-1916): On the History of the Psycho-Analytic Movement, Papers on Metapsychology and Other Works, 243-258.

4. Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessel, T. M. (2000). Principles of neural science. New York: McGraw-Hill.

5. Seligman, M. E. P. (1998). Learned optimism: How to change your mind and your life. New York: Pocket Books.

6. Skinner, B. F. (1953). Science and human behavior. New York, NY: The Free Press.

7. Steed, L. G., Down, R. D., & Swan, R. L. (2001). A cognitive-behavioral framework for understanding and treating depression. Journal of Clinical Psychology, 57(12), 1467-1477.

8. Ten Have, H., de Graaf, R., & Ormel, J. (2002). Prevalence and risk factors for first onset of suicidal behaviors in the Netherlands Mental Health Survey and Incidence Study-2. Journal of Affective Disorders, 77(1), 5-13.

Nota: Estas referencias se presentan como una orientación general y no pretenden ser una lista exhaustiva de la bibliografía complementaria sobre psicología y psiquiatría. Se recomienda consultar otras fuentes y publicaciones especializadas según las necesidades e intereses específicos.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario