Centro Serendipia

Cómo alcanzar un estado de flujo

Cómo alcanzar un estado de flujo: consejos desde la perspectiva de un psicólogo.

El estado de flujo, también conocido como «la zona», es una experiencia en la que nos encontramos completamente inmersos en una actividad, perdiendo la noción del tiempo y concentrándonos plenamente en lo que estamos haciendo. Es un estado mental altamente deseado, ya que nos brinda un sentimiento de satisfacción, creatividad y productividad. Pero, ¿cómo podemos alcanzar este estado mágico de flujo en nuestras vidas diarias? Como psicólogo, quiero compartir con ustedes consejos prácticos y aplicables para ayudarles a alcanzar un estado de flujo.

1. Establece metas claras: Para poder entrar en un estado de flujo, es importante tener objetivos claros y específicos en mente. Establecer metas nos ayuda a enfocar nuestra atención y energía hacia una sola tarea, evitando distracciones innecesarias. Esto nos permite estar completamente presentes y comprometidos con lo que estamos haciendo.

2. Escoge una actividad desafiante pero alcanzable: El flujo ocurre cuando nuestras habilidades se alinean adecuadamente con los desafíos que enfrentamos. Si la actividad es demasiado fácil, es probable que nos aburramos y perdamos el interés. Por otro lado, si el desafío es demasiado grande, nos sentiremos abrumados y estresados. El secreto está en encontrar el equilibrio adecuado entre habilidades y desafíos.

3. Elimina las distracciones: El uso excesivo de los dispositivos electrónicos y las redes sociales nos ha vuelto más propensos a la distracción. Para poder entrar en un estado de flujo, es crucial eliminar todas las distracciones innecesarias. Apaga tu teléfono celular, cierra las pestañas del navegador y crea un ambiente tranquilo y sin interrupciones.

4. Crea un ambiente óptimo: El estado físico de nuestros entornos también puede afectar nuestra capacidad para alcanzar el flujo. Asegúrate de tener una iluminación adecuada, una temperatura cómoda y un espacio limpio y ordenado. Estas condiciones ayudarán a que te sientas más cómodo y concentrado en tu actividad.

5. Practica la atención plena: La atención plena, o mindfulness, es una técnica que nos ayuda a estar totalmente presentes y conscientes del momento presente. Esta práctica puede ser muy útil para entrar en un estado de flujo, ya que nos ayuda a centrarnos en lo que estamos haciendo, eliminar pensamientos distractorios y estar abiertos a nuevas ideas y posibilidades.

6. Aprende de tus experiencias: Después de realizar una actividad en un estado de flujo, tómate un momento para reflexionar sobre tu experiencia. ¿Qué te ayudó a entrar en ese estado? ¿Qué obstáculos enfrentaste y cómo los superaste? Estas reflexiones te brindarán información valiosa para futuras actividades y te ayudarán a mejorar tu capacidad de alcanzar y mantener el flujo.

Recuerda, el estado de flujo no es algo que se logre de la noche a la mañana. Requiere práctica y paciencia. Sin embargo, al seguir estos consejos y desarrollar una mentalidad de apertura y compromiso, puedes aumentar tu probabilidad de alcanzar este estado de bienestar mental y emocional. ¡Empieza a buscar tu flujo y disfruta de los beneficios que trae a tu vida!

La siguiente es una lista de bibliografía complementaria sobre Psicología y Psiquiatría que se recomienda para aquellos que deseen profundizar en el tema:

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

– Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2015). Abnormal psychology: An integrative approach (7th ed.). Belmont, CA: Cengage Learning.

– Comer, R. J. (2015). Fundamentals of abnormal psychology (8th ed.). New York, NY: Worth Publishers.

– Freedman, A. M., Kaplan, H. I., & Sadock, B. J. (Eds.). (2014). Comprehensive textbook of psychiatry (10th ed.). Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins.

– Kendler, K. S., Jaffe, A. E., & Romanoski, A. J. (2018). The genetics of psychiatric disorders. Annual Review of Clinical Psychology, 14, 273-303.

– Kring, A. M., Johnson, S. L., Davison, G. C., & Neale, J. M. (2016). Abnormal psychology (13th ed.). Hoboken, NJ: Wiley.

– Nevid, J. S., Rathus, S. A., & Greene, B. (2017). Abnormal psychology in a changing world (10th ed.). Boston, MA: Pearson.

– Nolen-Hoeksema, S. (2014). Abnormal psychology (6th ed.). New York, NY: McGraw-Hill.

– Selligman, M. E. P., & Csikszentmihalyi, M. (2000). Positive psychology: An introduction. American Psychologist, 55(1), 5-14.

– Spielberger, C. D., Reheiser, E. C., & Ritterband, L. M. (2004). Assessment of emotional states and personality traits: Measuring psychological vital signs. In T. R. Craig & L. W. Craig (Eds.), Emotional states and traits. New York, NY: Psychology Press.

Es importante destacar que esta lista es solo una selección de bibliografía complementaria, y existen muchas más fuentes disponibles en el campo de la Psicología y la Psiquiatría. Se recomienda consultar con un profesional o investigar en bibliotecas y bases de datos especializadas para obtener una amplia gama de recursos adicionales.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario