Centro Serendipia

Cómo funciona la terapia cognitiva para aliviar el estrés

La terapia cognitiva es una forma efectiva de abordar el estrés y aliviarlo. Como psicólogo, mi objetivo es ayudar a las personas a comprender cómo funciona esta terapia y cómo puede ofrecer un alivio significativo en situaciones estresantes.

La terapia cognitiva se basa en la premisa de que nuestros pensamientos y creencias pueden influir en nuestras emociones y comportamientos. Cuando estamos estresados, es común que tengamos pensamientos negativos y distorsionados que exacerban nuestra ansiedad. La terapia cognitiva busca identificar y cambiar estos patrones de pensamiento negativos, lo que a su vez puede reducir el estrés.

Un paso importante en la terapia cognitiva es la identificación de los pensamientos automáticos negativos. Estos son pensamientos que surgen de manera automática en nuestra mente y pueden ser irracionales o exagerados. Estos pensamientos pueden incluir creer que todo va a salir mal, que no se puede hacer frente a una situación o que no se es lo suficientemente bueno para enfrentar el estrés.

Una vez que estos pensamientos automáticos negativos se han identificado, la terapia cognitiva se centra en desafiar y cambiarlos. Esto implica examinar la evidencia para y en contra de estos pensamientos y encontrar evidencia de pensamientos más realistas y positivos. Por ejemplo, si alguien cree que no puede hacer frente a una situación estresante, el terapeuta puede ayudar a la persona a recordar otras situaciones en las que se ha enfrentado con éxito al estrés.

La terapia cognitiva también involucra la identificación de los sesgos cognitivos, que son patrones de pensamiento distorsionados que amplifican el estrés. Algunos ejemplos comunes de sesgos cognitivos incluyen la catastrofización (exagerar la importancia de un evento negativo), la mentalidad de «todo o nada» (pensar en términos extremos, sin tonos de gris) y el filtro mental (centrarse solo en los aspectos negativos de una situación).

Una vez que estos sesgos cognitivos se identifican, la terapia cognitiva trabaja para desafiar y cambiar estos patrones de pensamiento. Esto implica ayudar a la persona a considerar otras perspectivas, revisar la evidencia y encontrar formas más realistas de pensar sobre las situaciones estresantes.

Además de desafiar los pensamientos negativos y los sesgos cognitivos, la terapia cognitiva también incluye técnicas de resolución de problemas y entrenamiento en habilidades para enfrentar el estrés. Estas técnicas pueden ayudar a la persona a desarrollar habilidades prácticas para enfrentar el estrés de manera más efectiva, como la planificación, la organización y la comunicación asertiva.

En conjunto, estos enfoques terapéuticos pueden ayudar a las personas a reducir significativamente su nivel de estrés y mejorar su bienestar general. La terapia cognitiva les brinda a las personas las herramientas necesarias para identificar y cambiar los patrones de pensamiento negativos y distorsionados que contribuyen al estrés, proporcionando una base sólida para el alivio del estrés a largo plazo.

Si estás experimentando altos niveles de estrés, considera buscar la ayuda de un psicólogo con experiencia en terapia cognitiva. Ellos pueden brindarte el apoyo y la guía necesarios para superar el estrés y vivir una vida más equilibrada y tranquila. Recuerda que el estrés no tiene que ser una carga que lleves solo, hay opciones de ayuda disponibles y la terapia cognitiva puede ser una excelente herramienta para aliviar el estrés en tu vida.

Aquí te dejo una bibliografía complementaria sobre Psicología y Psiquiatría:

1. American Psychological Association (APA). (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM-5. Barcelona: Editorial Médica Panamericana.

2. Frances, A., & First, M. B. (Eds.). (2012). DSM-IV-TR: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Barcelona: Editorial Médica Panamericana.

3. Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessell, T. M. (2000). Principios de neurociencia. Madrid: McGraw-Hill Interamericana.

4. Beck, A. T., Freeman, A., & Davis, D. D. (2004). Terapia cognitiva de las drogodependencias. Barcelona: Paidós.

5. Linehan, M. M. (2015). Terapia dialéctico-comportamental: Tratamiento de los trastornos de la personalidad límite. Barcelona: Paidós.

6. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

7. Compton, M. T., & Broussard, B. (Eds.). (2017). The American Psychiatric Association Publishing textbook of psychiatry. Arlington, VA: American Psychiatric Association Publishing.

8. Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2015). Psicopatología: Historia, diagnóstico y tratamiento. Madrid: Cengage Learning.

9. Foa, E. B., & Kozak, M. J. (1986). Emotional processing of fear: Exposure to corrective information. Psychological bulletin, 99(1), 20-35.

10. Yalom, I. D. (2006). The gift of therapy: An open letter to a new generation of therapists and their patients. New York: HarperCollins.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario