Centro Serendipia

Cómo se forman los falsos recuerdos en tu cerebro

Cómo se forman los falsos recuerdos en tu cerebro

Como psicólogo, es fascinante estudiar cómo nuestros cerebros perciben y almacenan los recuerdos. Los recuerdos nos proporcionan un sentido de identidad y nos permiten revivir momentos importantes de nuestras vidas. Sin embargo, también son susceptibles a errores y distorsiones, lo que puede conducir a la formación de falsos recuerdos.

Entendamos primero qué es un falso recuerdo. Se refiere a la creación de un recuerdo detallado y vívido de un evento que nunca ocurrió en realidad. Estos recuerdos ficticios pueden ser tan convincentes que incluso la persona que los experimenta cree que son reales.

Uno de los principales factores que contribuyen a la formación de falsos recuerdos es la sugestión. Nuestros cerebros son altamente influenciables y están constantemente procesando información nueva. Cuando somos expuestos a información incorrecta o engañosa, nuestro cerebro puede integrarla en nuestros recuerdos existentes, creando así una nueva versión de los hechos.

Un ejemplo común de sugestión que puede llevar a la formación de falsos recuerdos es la psicoterapia. Durante las sesiones de terapia, los pacientes pueden ser guiados por el terapeuta para explorar recuerdos dolorosos o traumáticos. Si el terapeuta sugiere que cierto evento ocurrió, el paciente podría empezar a construir un recuerdo detallado de ese evento, a pesar de que nunca haya sucedido en realidad.

La recuperación de la memoria también puede influir en la formación de falsos recuerdos. Cuando tratamos de recordar un evento pasado, no recuperamos una grabación exacta de lo que sucedió. En cambio, nuestro cerebro reconstruye el recuerdo usando fragmentos de información almacenados en diferentes áreas. Durante este proceso, el cerebro puede introducir información incorrecta o incluso inventar detalles inexistentes.

Además de la sugestión y la recuperación de la memoria, otros factores personales y contextuales pueden contribuir a la formación de falsos recuerdos. Por ejemplo, cuando una persona se encuentra bajo estrés o ansiedad, su capacidad para procesar información de manera precisa puede disminuir, lo que facilita la introducción de información incorrecta en la construcción de los recuerdos.

La formación de falsos recuerdos es un fenómeno complejo y fascinante que puede tener importantes implicaciones en la vida de las personas. Estos recuerdos distorsionados pueden afectar nuestras decisiones y creencias, y en algunos casos, incluso pueden llevar a consecuencias legales o sociales.

Como psicólogo, mi objetivo es comprender mejor cómo se forman y se mantienen los recuerdos, incluyendo los falsos. Al hacerlo, podemos desarrollar estrategias más eficaces para distinguir entre lo que es real y lo que no lo es, y ayudar a las personas a procesar y gestionar sus recuerdos de manera más saludable.

En resumen, los falsos recuerdos son la creación de una memoria detallada de eventos que nunca ocurrieron. La sugestión, la recuperación de la memoria y otros factores personales y contextuales pueden influir en esta formación. Como psicólogos, debemos continuar investigando y aprendiendo sobre estos procesos para mejorar nuestra comprensión de cómo funcionan los recuerdos y cómo podemos ayudar a las personas a distinguir entre lo real y lo falso.

Bibliografía complementaria sobre Psicología y Psiquiatría:

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

– Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1979). Cognitive Therapy of Depression. New York, NY: Guilford Press.

– Freud, S. (1917). Mourning and Melancholia. In J. Strachey (Ed. & Trans.), The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud (Vol. 14, pp. 243-258). London, UK: Hogarth Press.

– Linehan, M. M. (1993). Cognitive-Behavioral Treatment of Borderline Personality Disorder. New York, NY: The Guilford Press.

– Rutter, M., Bishop, D. V. M., Pine, D. S., Scott, S., Stevenson, J., Taylor, E. A., & Thapar, A. (2008). Rutter’s Child and Adolescent Psychiatry. Oxford, UK: Wiley-Blackwell.

– Seligman, M. E. P. (1990). Learned Optimism: How to Change Your Mind and Your Life. New York, NY: Vintage Books.

– Skinner, B. F. (1953). Science and Human Behavior. New York, NY: Macmillan.

– Whitbourne, S. K., & Halgin, R. P. (2017). Abnormal Psychology: Clinical Perspectives on Psychological Disorders (8th ed.). New York, NY: McGraw-Hill Education.

– Young, J. E., Klosko, J. S., & Weishaar, M. E. (2003). Schema Therapy: A Practitioner’s Guide. New York, NY: Guilford Press.

Es importante señalar que esta es solo una muestra de bibliografía complementaria sobre psicología y psiquiatría, y que existen muchas otras fuentes valiosas y autoras/es en estos campos. Se recomienda investigar y consultar bibliografía adicional según las necesidades e intereses específicos.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario