Centro Serendipia

Comprendiendo la atribución en la Psicología Social

Entendiendo la Atribución en la Psicología Social

La atribución es un proceso cognitivo mediante el cual las personas intentan explicar y comprender las causas de los eventos y el comportamiento humano. En el campo de la psicología social, la atribución se ha convertido en un tema de estudio fundamental para comprender cómo percibimos, juzgamos y nos relacionamos con los demás.

Cuando nos encontramos ante un evento o una acción, tendemos a buscar una explicación de por qué ocurrió. Esta explicación puede ser interna, atribuyendo el evento a características personales de la persona involucrada, o externa, atribuyéndolo a factores situacionales o contextuales.

El concepto de atribución se ha desarrollado a través de numerosos estudios e investigaciones, y se ha identificado una distinción importante: la atribución interna versus la atribución externa. La atribución interna se refiere a la creencia de que el comportamiento de una persona es resultado de sus propias características, como su personalidad, habilidades o actitudes. Por otro lado, la atribución externa se refiere a la creencia de que el comportamiento es resultado de factores externos, como la situación en la que se encuentra la persona o las presiones sociales que enfrenta.

La atribución puede tener importantes implicaciones en cómo percibimos y evaluamos a los demás. Si atribuimos el éxito de alguien a sus habilidades innatas o su esfuerzo personal, es más probable que lo veamos como responsable de sus logros y lo admiremos. Por el contrario, si atribuimos el fracaso de alguien a factores externos, es más probable que lo veamos como víctima de las circunstancias y mostremos compasión hacia él.

Es importante tener en cuenta que nuestras atribuciones no siempre son precisas y pueden estar influenciadas por sesgos cognitivos y sociales. Por ejemplo, el sesgo de correspondencia nos lleva a atribuir el comportamiento de una persona a sus características personales, incluso cuando podría ser explicado por la situación en la que se encuentra. Además, el sesgo de actor-observador nos lleva a atribuir nuestro propio comportamiento a factores externos, mientras que atribuimos el comportamiento de los demás a sus características personales.

La atribución también tiene implicaciones en las interacciones sociales. Cuando evaluamos a los demás, nuestras atribuciones pueden influir en nuestras actitudes y comportamientos hacia ellos. Por ejemplo, si atribuimos el comportamiento agresivo de alguien a su personalidad, es más probable que nos alejemos y evitemos interactuar con esa persona en el futuro. Por otro lado, si atribuimos el comportamiento agresivo a factores situacionales, es más probable que mostremos comprensión y busquemos soluciones para mejorar la situación.

En conclusión, la atribución es un proceso cognitivo crucial en la psicología social. Nos permite explicar y entender el comportamiento humano, así como influir en nuestras actitudes y comportamientos hacia los demás. Sin embargo, es importante tener en cuenta que nuestras atribuciones pueden estar influenciadas por sesgos cognitivos y sociales, y que es necesario ser conscientes de ellos para tener una comprensión más precisa y justa de los demás.

Bibliografía complementaria:

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

2. Barlow, D.H., & Durand, V.M. (2015). Abnormal psychology: An integrative approach (7th ed.). Boston, MA: Cengage Learning.

3. Comer, R.J. (2014). Abnormal psychology (9th ed.). New York, NY: Worth Publishers.

4. Mayer, J.D., & Salovey, P. (1997). What is emotional intelligence? In P. Salovey & D.J. Sluyter (Eds.), Emotional development and emotional intelligence: Implications for educators (pp. 3-31). New York, NY: Basic Books.

5. Nolan, S.A., & Heinzen, T.E. (2014). Essentials of statistics for the behavioral sciences (8th ed.). Boston, MA: Cengage Learning.

6. Sue, D.W., Sue, D., Sue, S., & Sue, D. (2015). Understanding abnormal behavior (11th ed.). Boston, MA: Cengage Learning.

7. Tolin, D.F. (2010). Is cognitive-behavioral therapy more effective than other therapies? A meta-analytic review. Clinical Psychology Review, 30(6), 710-720.

8. van der Kolk, B.A. (2014). The body keeps the score: Brain, mind, and body in the healing of trauma. New York, NY: Penguin Books.

Estos libros ofrecen una visión más amplia y detallada de los conceptos y teorías en psicología y psiquiatría, y pueden ser útiles para aquellos interesados en profundizar en estos campos de estudio.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario