Centro Serendipia

Creo que estoy paranoico: Qué hacer si te sientes así

«Creo que estoy paranoico: qué hacer si te sientes así»

En la sociedad actual, es común encontrarnos con individuos que experimentan sentimientos de paranoia. Este estado emocional, en el que uno se siente constantemente vigilado o perseguido, puede ser bastante desafiante y afectar negativamente la calidad de vida de la persona que lo experimenta. Si te has sentido de esta manera, es importante que comprendas que no estás solo y que hay formas de abordar y superar esta situación.

En primer lugar, es fundamental buscar ayuda profesional. Un psicólogo es el especialista adecuado para trabajar en conjunto contigo, proporcionándote el apoyo y las herramientas necesarias para lidiar con tus sentimientos de paranoia. A través de la terapia, podrás explorar las causas subyacentes de tu paranoia, identificar patrones de pensamiento distorsionados y aprendes estrategias eficaces para manejar tus emociones.

Además, es útil aprender a reconocer y desafiar tus pensamientos paranoides. La paranoia tiende a ser una respuesta exagerada o distorsionada ante situaciones cotidianas, llevando a una interpretación negativa y a menudo irracional de los eventos. Aprender a cuestionar tus propios pensamientos y buscar evidencia para respaldarlos o refutarlos, puede ayudarte a desarrollar un pensamiento más objetivo y equilibrado.

Al mismo tiempo, es importante contar con un entorno de apoyo sólido. Habla abiertamente con familiares y amigos cercanos sobre cómo te sientes y asegúrate de que te brinden el apoyo emocional necesario. El aislamiento solo puede intensificar las sensaciones de paranoia, por lo que es beneficioso rodearte de personas que te comprendan y te respalden emocionalmente.

Además de la terapia y el apoyo social, es esencial cultivar un estilo de vida saludable. Esto implica mantener una alimentación equilibrada, hacer ejercicio físico regularmente y dormir lo suficiente. Estas acciones contribuirán a reforzar tu bienestar general y a reducir los niveles de estrés, que pueden desencadenar o intensificar los sentimientos de paranoia.

Finalmente, es crucial practicar técnicas de relajación y mindfulness. Esto te permitirá conectar con el presente, centrarte en el aquí y ahora y reducir la ansiedad asociada con los pensamientos paranoides. La respiración profunda, la meditación y la atención plena son recursos valiosos para calmar la mente y mantener un equilibrio emocional.

En resumen, si te sientes paranoico, es importante reconocer la necesidad de buscar ayuda profesional y contar con un entorno de apoyo. A través de la terapia, el cuestionamiento de los pensamientos distorsionados, un estilo de vida saludable y técnicas de relajación, puedes aprender a controlar y superar estos sentimientos, permitiéndote vivir una vida más plena y satisfactoria. Recuerda, siempre hay esperanza y recursos disponibles para ayudarte en tu camino hacia el bienestar emocional.

Bibliografía complementaria:

– American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition: DSM-5. American Psychiatric Publishing.

– Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1979). Cognitive therapy of depression. Guilford Press.

– Freud, S. (1917). On narcissism: An introduction. The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud, Volume XIV (1914-1916). Hogarth Press.

– Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessell, T. M. (2000). Principles of neural science (Vol. 4). McGraw-Hill.

– Linehan, M. (1993). Cognitive-behavioral treatment of borderline personality disorder. Guilford Press.

– Nolen-Hoeksema, S. (2008). Women who think too much: How to break free of overthinking and reclaim your life. Holt Paperbacks.

– Pearlman, L. A., & Saakvitne, K. W. (1995). Trauma and the therapist: Countertransference and vicarious traumatization in psychotherapy with incest survivors. WW Norton & Company.

– Seligman, M. E. (1998). Learned optimism: How to change your mind and your life. Vintage Books.

– Spitzer, R. L., Williams, J. B., & Gibbon, M. (1992). Structured Clinical Interview for DSM-III-R (SCID). American Psychiatric Press.

– van der Kolk, B. A. (2014). The body keeps the score: Brain, mind, and body in the healing of trauma. Penguin Books.

– Yalom, I. D. (1989). Love’s executioner and other tales of psychotherapy. Basic Books.

Estos libros son solo una selección de la amplia literatura disponible en el campo de la psicología y la psiquiatría, pero pueden ser de gran ayuda para profundizar en el conocimiento sobre estos temas. Es importante recordar que la bibliografía científica está en constante actualización, por lo que siempre es recomendable consultar las publicaciones más recientes en el área.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario