Centro Serendipia

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de abstinencia de Seroquel (Quetiapina)?

El retiro de Seroquel (Quetiapina): ¿Cuánto tiempo duran los síntomas de abstinencia?

Como psicólogo especializado en el tratamiento de trastornos mentales, es importante abordar el tema del retiro de medicamentos psiquiátricos y qué esperar durante este proceso. En este artículo, nos enfocaremos en Seroquel (Quetiapina) y los síntomas de abstinencia asociados.

La Quetiapina es un antipsicótico atípico que se utiliza comúnmente para tratar trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, el trastorno bipolar y otros trastornos del estado de ánimo. Si bien puede ser muy efectivo para aliviar los síntomas de estas enfermedades, también puede dar lugar a una dependencia física y a síntomas de abstinencia cuando se suspende abruptamente.

Es importante mencionar que el retiro de Seroquel debe ser siempre supervisado y guiado por un médico, ya que cada persona tiene una experiencia única y su dosis y tiempo de uso de este medicamento pueden variar. Sin embargo, generalmente se recomienda retirar gradualmente la Quetiapina para reducir al mínimo los síntomas de abstinencia.

Los síntomas de abstinencia de Seroquel pueden variar de una persona a otra, pero son más comunes:

1. Insomnio: muchos pacientes experimentan dificultades para conciliar el sueño o mantenerse dormidos cuando se retiran de Seroquel. Esto se debe a que la quetiapina tiene efectos sedantes y puede causar una dependencia física.

2. Náuseas y vómitos: es común sentir malestar estomacal durante el retiro de Seroquel. Nuevamente, esto se debe a la falta de la sustancia en el cuerpo y los efectos que crea en el sistema digestivo.

3. Agitación y ansiedad: algunos pacientes pueden experimentar intranquilidad, nerviosismo o ataques de pánico durante el proceso de retiro. Estos síntomas son una respuesta del sistema nervioso central que se encuentra en un periodo de ajuste sin la presencia de la quetiapina.

4. Cambios de humor: la suspensión abrupta de Seroquel puede llevar a cambios drásticos en el estado de ánimo. Esto se debe a que la quetiapina tiene un efecto estabilizador del humor y la interrupción repentina puede llevar a una desregulación emocional.

5. Problemas cognitivos: algunas personas pueden experimentar dificultades de concentración, problemas de memoria y confusión mental durante el retiro de Seroquel. Esto se debe a la influencia que el medicamento tiene en la química cerebral y la adaptación que debe hacer el cerebro sin su presencia.

En términos de duración, los síntomas de abstinencia de Seroquel generalmente comienzan dentro de las primeras 24 a 48 horas después de suspender el medicamento. Puede llevar varias semanas o incluso meses para que los síntomas desaparezcan por completo.

Es importante recordar que cada persona es diferente y los tiempos de recuperación pueden variar. La duración y la intensidad de los síntomas de abstinencia pueden depender de varios factores, como la dosis y la duración del tratamiento con Seroquel, la existencia de otras condiciones médicas y la forma en que se ha llevado a cabo el retiro.

En conclusión, el retiro de Seroquel puede ser un proceso desafiante y, en muchos casos, requiere el apoyo profesional de un médico y un psicólogo. Los síntomas de abstinencia pueden variar considerablemente y afectar diferentes aspectos de la vida de una persona. Con un manejo adecuado y una aproximación gradual, es posible minimizar los efectos de abstinencia y lograr una transición exitosa fuera de este medicamento psiquiátrico.

Aquí te presento una lista de algunas referencias bibliográficas complementarias sobre Psicología y Psiquiatría:

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-5®). American Psychiatric Pub.

2. Kendler, K. S., Kessler, R. C., Neale, M. C., Heath, A. C., & Eaves, L. J. (1992). Major depression and generalized anxiety disorder. Same genes, (partly) different environments—Revisited. Archives of General Psychiatry, 49(9), 716-722.

3. Beck, A. T., Steer, R. A., & Brown, G. K. (1996). Beck Depression Inventory-II Manual. The Psychological Corporation.

4. Kahneman, D. (2011). Thinking, fast and slow. Farrar, Straus and Giroux.

5. Siegel, D. J. (2012). The developing mind: How relationships and the brain interact to shape who we are. Guilford Press.

6. Bower, G. H. (1991). Mood congruity of social judgments. In J. P. Forgas (Ed.), Emotion and social judgments (pp. 31-53). Elsevier Science Publishers.

7. Greenberg, L. S. (2011). Emotion-focused therapy: Coaching clients to work through their feelings. American Psychological Association.

8. Panksepp, J. (2005). Affective neuroscience: The foundations of human and animal emotions. Oxford University Press.

9. Bandura, A. (1971). Psychological modeling: Conflicting theories. University of Chicago Press.

Estas referencias ofrecen una variedad de perspectivas y enfoques dentro de los campos de la psicología y la psiquiatría, abarcando desde los diagnósticos y manuales más utilizados hasta teorías sobre emociones, relaciones y terapias. La lectura de estas obras puede proporcionar una comprensión más profunda de los temas tratados en el artículo, enriqueciendo el conocimiento sobre la psicología y la psiquiatría.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario