Centro Serendipia

¿Cuánto tiempo tarda en funcionar la terapia?

¿Cuánto tiempo se necesita para que la terapia funcione?

Como psicólogo, uno de los factores más comunes con los que me encuentro en el proceso terapéutico es la pregunta sobre cuánto tiempo lleva ver resultados. Es comprensible que las personas que buscan ayuda quieran saber cuánto tiempo necesitarán invertir en la terapia y cuándo podrían comenzar a notar mejoras.

Sin embargo, la velocidad y efectividad de la terapia varía de persona a persona y depende de varios factores. No hay una respuesta única o un plazo predeterminado para que la terapia funcione, ya que cada individuo tiene su propio ritmo y circunstancias únicas.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la terapia no es una solución rápida ni un proceso lineal. Es un viaje, un proceso de aprendizaje y crecimiento personal que lleva tiempo y esfuerzo. La terapia no puede cambiar instantáneamente los hábitos, creencias y patrones de pensamiento arraigados que han acumulado durante años.

Además, la duración de la terapia también puede depender del problema o trastorno específico que se esté abordando. Algunos problemas pueden resolverse en unas pocas sesiones, mientras que otros pueden requerir un compromiso a largo plazo para lograr resultados significativos.

Otro factor que influye en el tiempo que lleva la terapia es la relación terapéutica entre el psicólogo y el paciente. Una buena alianza terapéutica basada en la confianza, la empatía y la colaboración puede acelerar el proceso terapéutico y facilitar los cambios deseados.

Además, la motivación y el compromiso del paciente también juegan un papel crucial en el éxito de la terapia. Aquellos que se comprometen activamente en su proceso terapéutico, toman responsabilidad de su propio crecimiento y aplican las estrategias y técnicas aprendidas en su vida diaria, suelen experimentar resultados más rápidos y duraderos.

Es importante mencionar que la terapia no siempre se trata de resolver problemas o trastornos específicos. A veces, la terapia también se enfoca en la exploración personal y el desarrollo de una mayor conciencia y comprensión de uno mismo. En estos casos, los resultados pueden ser menos tangibles y requerir más tiempo para manifestarse.

En resumen, el tiempo que lleva la terapia para funcionar no puede ser generalizado. Depende de la persona, el problema, la relación terapéutica y la dedicación del paciente. Lo más importante es entender que la terapia es un proceso único y personalizado que requiere paciencia, compromiso y una mentalidad abierta para alcanzar resultados satisfactorios a largo plazo.

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

– Insel, T. R., & Quirion, R. (2005). Psychiatry as a Clinical Neuroscience Discipline. American Journal of Psychiatry, 162(6), 1038-1040.

– Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessell, T. M. (Eds.). (2013). Principles of Neural Science (5th ed.). New York, NY: McGraw-Hill Education.

– LeDoux, J. E. (2012). Rethinking the Emotional Brain. Neuron, 73(4), 653-676.

– Nemeroff, C. B., & Owens, M. J. (2002). Pharmacologic Differences Among the SSRIs: Focus on Escitalopram. Depression and Anxiety, 15(1), 1-6.

– Sarason, I. G., Sarason, B. R., & Pierce, G. R. (2014). Psychology of Abnormal Psychology (9th ed.). Boston, MA: Pearson Education.

– Schildkraut, J. J. (1965). The Catecholamine Hypothesis of Affective Disorders: A Review of Supporting Evidence. American Journal of Psychiatry, 122(5), 509-522.

– Stahl, S. M. (2013). Stahl’s Essential Psychopharmacology: Neuroscientific Basis and Practical Applications (4th ed.). New York, NY: Cambridge University Press.

– Sternberg, R. J., & Sternberg, K. (2011). Cognitive Psychology (6th ed.). Belmont, CA: Wadsworth Cengage Learning.

– Velligan, D. I., & Diamond, P. M. (2011). Mental Health Care in the College Community (1st ed.). New York, NY: Springer.

– Young, S. N. (2013). From Norepinephrine to Dopamine: Molecular and Therapeutic Implications of the Catecholamine Hypothesis of Mood Disorders. In J. L. R. Charney, E. J. Nestler, & B. S. Bunney (Eds.), Neurobiology of Mental Illness (4th ed., pp. 455-467). New York, NY: Oxford University Press.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario