Centro Serendipia

El papel de la genética en el trastorno de personalidad narcisista

El papel de la genética en el Trastorno de Personalidad Narcisista

El Trastorno de Personalidad Narcisista (TPN) es un trastorno de la personalidad caracterizado por un sentido exagerado de autoimportancia, una necesidad constante de atención y admiración, falta de empatía hacia los demás y un sentido de superioridad. Aunque se ha investigado mucho sobre las causas de este trastorno, la genética ha demostrado desempeñar un papel importante en su desarrollo.

Se ha observado que el TPN tiende a ser más común en familias con historial de este trastorno. Esto sugiere que puede haber una predisposición genética para desarrollar rasgos narcisistas. Estudios de gemelos han proporcionado más evidencia de esta asociación genética. Los gemelos monocigóticos, quienes comparten el 100% de su material genético, tienen una mayor probabilidad de compartir rasgos narcisistas en comparación con los gemelos dicigóticos, quienes solo comparten aproximadamente un 50% de sus genes.

Además, se han identificado ciertos genes que podrían estar relacionados con el desarrollo del TPN. Un estudio realizado por científicos alemanes encontró que variantes de los genes de la dopamina y la serotonina están asociados con características narcisistas. Estos genes juegan un papel importante en la regulación del estado de ánimo y la recompensa, lo que puede explicar algunos de los rasgos centrales del TPN como la falta de empatía y la necesidad constante de ser admirado.

Sin embargo, es importante destacar que la genética no es el único factor que influye en el desarrollo del TPN. Factores ambientales y experiencias de vida también desempeñan un papel significativo. Por ejemplo, un ambiente familiar disfuncional o sobreprotector puede contribuir al desarrollo de rasgos narcisistas. Además, traumas en la infancia, abuso emocional o negligencia pueden aumentar el riesgo de desarrollar TPN.

La interacción entre la genética y el ambiente es compleja y determina la manifestación de este trastorno. Algunas personas pueden tener una predisposición genética al TPN, pero si no se encuentran en un entorno que fomente su desarrollo, es posible que nunca desarrollen completamente los rasgos narcisistas.

Este conocimiento sobre el papel de la genética en el TPN tiene implicaciones importantes desde una perspectiva terapéutica. Comprender que este trastorno puede tener una base genética ayuda a destigmatizar el trastorno y permite a los individuos buscar ayuda sin sentir vergüenza o culpa. Además, el tratamiento puede enfocarse tanto en la terapia individual como en la terapia familiar, abordando tanto los factores genéticos como los ambientales para promover una recuperación integral.

En conclusión, la genética desempeña un papel importante en el desarrollo del Trastorno de Personalidad Narcisista. Aunque la predisposición genética puede estar presente, los factores ambientales y las experiencias de vida también son determinantes en la manifestación de este trastorno. Es fundamental abordar tanto los factores genéticos como los ambientales en el tratamiento de personas con TPN, promoviendo así una recuperación integral.

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.
– Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2012). Abnormal Psychology: An Integrative Approach (6th ed.). Belmont, CA: Wadsworth.
– Comer, R. J. (2014). Abnormal Psychology (9th ed.). New York, NY: Worth Publishers.
– Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessell, T. M. (Eds.). (2013). Principles of Neural Science (5th ed.). New York, NY: McGraw-Hill Education.
– Nolen-Hoeksema, S. (2014). Abnormal Psychology (6th ed.). New York, NY: McGraw-Hill Education.
– Rosenhan, D. L. (1973). On being sane in insane places. Science, 179(4070), 250-258.
– Sadock, B. J., Sadock, V. A., & Ruiz, P. (Eds.). (2014). Kaplan & Sadock’s Comprehensive Textbook of Psychiatry (10th ed.). Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins.
– Sarason, B. R., & Sarason, I. G. (2012). Abnormal Psychology: The Problem of Maladaptive Behavior (13th ed.). Boston, MA: Pearson.
– Sternberg, R. J., & Ben-Zeev, T. (Eds.). (2001). Complex Cognition: The Psychology of Human Thought. New York, NY: Oxford University Press.
– Strunk, K. K. (2010). Mind, Brain, and Human Potential: The Quest for an Understanding of Self. New York, NY: Oxford University Press.
– Sweet, L. H., Paskavitz, J. F., & O’Connor, M. F. (Eds.). (2012). Foundations of Psychological Testing: A Practical Approach. Los Angeles, CA: SAGE Publications.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario