Centro Serendipia

¿Es perjudicial para la salud mental ver las noticias?

Muchas personas tienen el hábito de mantenerse informadas a través de las noticias. Ya sea a través de la televisión, la radio o las redes sociales, el acceso a la información parece estar al alcance de todos. Sin embargo, surge la pregunta: ¿ver las noticias afecta nuestra salud mental?

En primer lugar, es importante destacar que no todas las noticias son iguales. Existen noticias positivas que nos llenan de esperanza y gratitud, mientras que también hay noticias negativas que nos angustian y generan preocupación. Por lo tanto, no se puede generalizar y afirmar que todas las noticias son perjudiciales para nuestra salud mental.

Sin embargo, es cierto que el exceso de noticias negativas puede tener un impacto en nuestra salud mental. La constante exposición a tragedias, conflictos y desastres puede generar ansiedad, depresión e incluso traumas. La repetición incesante de imágenes violentas o perturbadoras puede cambiar nuestra percepción del mundo, haciéndonos creer que vivimos en un lugar peligroso y sin esperanza.

Además, las noticias también pueden influir en nuestra forma de pensar y percibir la realidad. Los medios de comunicación tienden a enfocarse en lo negativo y a magnificar las situaciones de crisis. Esto puede conducir a un sesgo cognitivo conocido como sesgo de negatividad, donde nuestra atención se centra exclusivamente en las noticias negativas, ignorando cualquier aspecto positivo de nuestras vidas.

Otra manera en que las noticias pueden afectar nuestra salud mental es a través de la desinformación. En la era de las noticias falsas y la falta de verificación de datos, es difícil discernir lo que es verdadero y lo que no lo es. Esto puede generar confusión y ansiedad, ya que nos sentimos inundados por una información contradictoria y poco confiable.

Entonces, ¿qué podemos hacer para cuidar nuestra salud mental en un mundo lleno de noticias? En primer lugar, es importante establecer límites. No es necesario estar expuestos a las noticias las 24 horas del día. Establecer momentos específicos para informarnos y desconectarnos el resto del tiempo puede ser beneficioso.

Además, debemos ser selectivos con las noticias que consumimos. No todas las fuentes de información son confiables, por lo que es importante verificar la fuente y asegurarnos de que sea confiable y objetiva. También es importante buscar noticias positivas y equilibrar las noticias negativas con información optimista y motivadora.

Finalmente, no debemos olvidar que nuestra salud mental es nuestra responsabilidad. Si sentimos que las noticias nos están afectando negativamente, es importante buscar ayuda profesional. Un psicólogo puede brindarnos herramientas y estrategias para manejar la ansiedad y el estrés relacionados con las noticias y ayudarnos a mantener un equilibrio emocional.

En conclusión, si bien no todas las noticias son perjudiciales para nuestra salud mental, el exceso de noticias negativas y la desinformación pueden tener un impacto negativo en nuestra salud mental. Es importante establecer límites, ser selectivos con las noticias que consumimos y buscar ayuda profesional si sentimos que las noticias nos están afectando negativamente. Nuestra salud mental es valiosa y debemos cuidarla en todos los aspectos de nuestra vida, incluyendo nuestra relación con las noticias.

Aquí te presento una bibliografía complementaria sobre Psicología y Psiquiatría al final del artículo:

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

2. Beck, A.T., Rush, A.J., Shaw, B.F., y Emery, G. (1979). Cognitive Therapy of Depression. New York: Guilford Press.

3. Ellis, A. (1962). Reason and Emotion in Psychotherapy. Secaucus, NJ: Citadel Press.

4. Freud, S. y Strachey, J. (Ed.). (1959). The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud (Vol. 7). London: Hogarth Press.

5. Linehan, M.M. (1993). Cognitive-Behavioral Treatment of Borderline Personality Disorder. New York: Guilford Press.

6. Miller, W.R., y Rollnick, S. (2002). Motivational Interviewing: Preparing People for Change (2nd ed.). New York: Guilford Press.

7. Seligman, M.E.P. (2011). Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being. New York: Free Press.

8. Shaffer, D., Fisher, P., Lucas, C.P., Dulcan, M.K., y Schwab-Stone, M.E. (2000). NIMH Diagnostic Interview Schedule for Children Version IV (NIMH DISC-IV): Description, Differences from Previous Versions, and Reliability of Some Common Diagnoses. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry, 39(1), 28-38.

9. Skinner, B.F. (1953). Science and Human Behavior. New York: Free Press.

10. Weissman, M.M., y Beck, A.T. (1978). Development and Validation of the Dysfunctional Attitude Scale: A Preliminary Investigation. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 46(6), 939-952.

Es importante tener en cuenta que esta lista solo es una selección de referencias complementarias relacionadas con la Psicología y la Psiquiatría. Se recomienda ampliar la investigación con otras fuentes y consultar la literatura actualizada en el campo.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario