Centro Serendipia

¿Es perjudicial ver pornografía?

Ver pornografía es una práctica común y ampliamente aceptada en nuestra sociedad actual. La facilidad con la que se puede acceder a este tipo de contenido ha permitido que muchas personas experimenten este placer visual en la intimidad de sus hogares. Sin embargo, surge la pregunta inevitable: ¿Ver pornografía es malo para ti?

Como psicólogo, he estudiado en profundidad los efectos psicológicos de la pornografía en las personas. Es importante destacar que no existe una respuesta única y definitiva a esta pregunta, ya que los efectos varían de una persona a otra. Sin embargo, sí podemos analizar algunos aspectos que debes tener en cuenta al consumir este tipo de contenido.

En primer lugar, la pornografía puede afectar tu percepción de la intimidad y las relaciones sexuales. Al estar expuesto a representaciones exageradas y poco realistas de la sexualidad, es posible que desarrolles expectativas poco realistas sobre el desempeño sexual y la apariencia física de los individuos. Esto puede generar insatisfacción en tus propias relaciones íntimas, ya que pueden no ajustarse a los estándares irreales de la pornografía.

Además, ver pornografía de forma compulsiva puede llevar a la adicción sexual. Si sientes que tu consumo de pornografía está afectando negativamente tu vida diaria, como tu rendimiento laboral o tus relaciones personales, es importante buscar ayuda profesional. La adicción sexual puede generar una serie de consecuencias devastadoras, como la pérdida de intimidad y la dificultad para establecer relaciones significativas.

Por otro lado, algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de pornografía puede afectar la función cerebral y la respuesta sexual. El cerebro puede volverse insensible a los estímulos sexuales naturales, lo que puede llevar a problemas de disfunción eréctil o dificultades para alcanzar el orgasmo sin la estimulación de contenido pornográfico. Es importante tener en cuenta que estos efectos pueden variar de una persona a otra, y que la relación causa-efecto aún no está completamente comprendida.

Además, la pornografía puede tener un impacto en la imagen corporal y la autoestima. Al compararte constantemente con los cuerpos «perfectos» y las actuaciones eróticas que ves en la pantalla, puedes desarrollar inseguridades y sentimientos de insatisfacción con tu propio cuerpo y rendimiento sexual. El culto a la imagen y la perfección pueden generar una presión psicológica añadida, que puede afectar tu bienestar emocional y mental.

En resumen, la pornografía no es necesariamente «buena» o «mala» en sí misma. Su impacto en cada persona puede ser diferente. Sin embargo, es importante ser consciente de los posibles efectos negativos que puede tener, como expectativas poco realistas, adicción, disfunción sexual y deterioro de la autoestima. Como psicólogo, te animo a reflexionar sobre tu consumo de pornografía y, si es necesario, buscar ayuda profesional para abordar cualquier problema que pueda surgir. Recuerda que priorizar tu bienestar emocional y sexual es fundamental para tener relaciones saludables y satisfactorias.

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5®). American Psychiatric Pub.
– Comer, R. J. (2018). Abnormal Psychology. Worth Publishers.
– Corsini, R. J., & Wedding, D. (2013). Current Psychotherapies. Cengage Learning.
– Davison, G. C., Neale, J. M., & Kring, A. M. (2018). Abnormal Psychology. John Wiley & Sons.
– Friedberg, R. D., & McClure, J. M. (2015). Clinical Practice of Cognitive Therapy with Children and Adolescents: The Nuts and Bolts. Guilford Publications.
– Gross, R. D. (2014). Psychology: The Science of Mind and Behaviour. OUP Oxford.
– Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessell, T. M. (2012). Principles of Neural Science. McGraw-Hill Education.
– Nevid, J. S., Rathus, S. A., & Greene, B. (2017). Abnormal Psychology in a Changing World. Pearson.
– Nolen-Hoeksema, S., Fredrickson, B. L., Loftus, G. R., & Lutz, C. (2014). Atkinson & Hilgard’s Introduction to Psychology. Cengage Learning.
– Rush, A. J., First, M. B., & Blacker, D. (2008). Handbook of Psychiatric Measures. American Psychiatric Pub.
– Salkind, N. J. (2013). Encyclopedia of Research Design. SAGE Publications.
– Strauss, J. S., & Carpenter, W. T. (1977). Prediction and Prevention in Schizophrenia. Routledge.
– Thompson, R. F. (2014). The Brain and Psychology.

Es importante tener en cuenta que esta es solo una lista de algunas de las referencias bibliográficas más conocidas y utilizadas en el campo de la psicología y la psiquiatría. Hay una amplia gama de libros y estudios a los que se puede acceder para obtener información más específica sobre estos temas.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario