Centro Serendipia

Estudios de correlación en la investigación psicológica

Los estudios de correlación en la investigación psicológica

La investigación psicológica es un campo de estudio muy amplio y diverso. Los psicólogos emplean una variedad de métodos y técnicas para entender y explicar los fenómenos psicológicos. Uno de los enfoques más utilizados en la investigación psicológica es el estudio de correlación.

La correlación es una medida estadística que describe la relación entre dos variables. En la investigación psicológica, estas variables pueden variar desde medidas objetivas como la edad o el nivel educativo, hasta constructos más abstractos como la autoestima o la ansiedad.

Un estudio de correlación busca determinar si existe una relación entre dos o más variables. Por ejemplo, un psicólogo podría estar interesado en investigar la relación entre el estrés y el rendimiento académico de los estudiantes universitarios. Utilizando un diseño de estudio correlacional, el psicólogo recopilaría datos sobre los niveles de estrés y los resultados académicos de los alumnos y determinaría si existe una relación entre ambas variables.

Es importante destacar que los estudios de correlación no establecen una relación causa-efecto entre las variables. Simplemente indican la dirección y la fuerza de la relación encontrada. Por lo tanto, es posible descubrir una correlación entre el estrés y el rendimiento académico, pero esto no implica que el estrés sea la causa directa del bajo rendimiento académico. Pueden existir otros factores o variables que influyen en esta relación, como por ejemplo la falta de motivación o la falta de habilidades de estudio.

A pesar de esta limitación, los estudios de correlación son extremadamente útiles en la investigación psicológica. Permiten a los psicólogos explorar relaciones y patrones en grandes conjuntos de datos, identificar variables relevantes y generar nuevas hipótesis de trabajo. Además, son relativamente fáciles de realizar y no requieren la manipulación directa de variables, como es el caso de los diseños experimentales.

Sin embargo, los estudios de correlación también presentan desafíos y limitaciones. Uno de los principales desafíos es la dificultad para establecer la dirección de la relación encontrada. En el ejemplo anterior, no se puede determinar si el estrés provoca un bajo rendimiento académico o si un bajo rendimiento académico genera estrés. También es importante considerar la influencia de variables de confusión, es decir, factores que pueden afectar tanto a la variable independiente como a la dependiente.

En conclusión, los estudios de correlación son una herramienta valiosa en la investigación psicológica. Aunque no establecen relaciones causa-efecto, permiten a los psicólogos explorar y comprender las relaciones entre variables, identificar patrones y generar nuevas hipótesis. Es importante tener en cuenta sus limitaciones y considerar otras metodologías complementarias para obtener una comprensión más completa de los fenómenos psicológicos.

– American Psychological Association (2010). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.).
– Beck, A.T., Rush, A.J., Shaw, B.F., & Emery, G. (1979). Cognitive therapy of depression. New York: Guilford Press.
– Ellis, A., & Harper, R.A. (1975). A new guide to rational living. Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall.
– Freud, S. (1917). Mourning and melancholia. In J. Strachey (Ed. and Trans.), The Standard Edition of the Complete Psychological Works of Sigmund Freud (Vol. 14, pp. 243–258). London: Hogarth Press.
– Kandel, E.R. (1998). A new intellectual framework for psychiatry. American Journal of Psychiatry, 155(4), 457-469.
– Linehan, M.M. (1993). Cognitive-behavioral treatment of borderline personality disorder. New York: Guilford Press.
– Maslow, A.H. (1943). A theory of human motivation. Psychological Review, 50(4), 370-396.
– Rogers, C.R. (1959). A theory of therapy, personality, and interpersonal relationships as developed in the client-centered framework. In S. Koch (Ed.), Psychology: A study of science (Vol. 3, pp. 184-256). New York: McGraw-Hill.
– World Health Organization (WHO) (2019). The ICD-10 Classification of Mental and Behavioural Disorders: Clinical descriptions and diagnostic guidelines. Geneva: World Health Organization.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario