Centro Serendipia

La relación entre el trastorno de pánico, la ansiedad y el SII

El vínculo entre el trastorno de pánico, la ansiedad y el Síndrome del Intestino Irritable (SII)

¿Sabías que existe una conexión entre el trastorno de pánico, la ansiedad y el Síndrome del Intestino Irritable (SII)? Estas condiciones pueden estar interrelacionadas y afectar significativamente la calidad de vida de quienes las padecen.

El trastorno de pánico se caracteriza por ataques de pánico recurrentes e inesperados, que se acompañan de síntomas físicos intensos, como palpitaciones, dificultad para respirar, sudoración y mareos. Estos ataques pueden generar un temor intenso a tener otro episodio similar y desencadenar una preocupación constante por la salud y el bienestar. Este temor y preocupación constantes pueden conducir a la ansiedad generalizada.

Como psicólogo, es importante destacar que la ansiedad es un estado de malestar emocional que se manifiesta a través de síntomas físicos y psicológicos. Muchas personas que sufren de trastorno de pánico también experimentan síntomas de ansiedad, como preocupación excesiva, nerviosismo, irritabilidad y dificultad para concentrarse.

A su vez, el Síndrome del Intestino Irritable es un trastorno gastrointestinal crónico que se caracteriza por la presencia de dolor abdominal recurrente y alteraciones en el ritmo de evacuación intestinal, como diarrea o estreñimiento. Las personas que padecen SII a menudo informan que los síntomas empeoran en momentos de estrés o ansiedad.

¿Pero cómo se relacionan estas tres condiciones?

La teoría más aceptada sugiere que el trastorno de pánico y la ansiedad pueden desencadenar cambios fisiológicos en el sistema gastrointestinal, que a su vez pueden contribuir al desarrollo del SII. La ansiedad crónica y el estrés pueden afectar la motilidad intestinal, la sensibilidad visceral y la permeabilidad intestinal, lo que a su vez puede desencadenar síntomas del SII.

Además, el temor a experimentar ataques de pánico o síntomas de ansiedad en lugares públicos o alejados de una fuente de ayuda puede hacer que las personas eviten ciertos lugares o situaciones, lo que a su vez puede contribuir a la aparición de problemas digestivos.

Como psicólogo, parte de mi trabajo consiste en ayudar a las personas que sufren de estas condiciones a comprender que existe una relación entre ellas y a desarrollar estrategias eficaces para manejar y reducir los síntomas.

El tratamiento del trastorno de pánico, la ansiedad y el SII generalmente implica una combinación de terapia cognitivo-conductual y, en algunos casos, medicación. La terapia cognitivo-conductual puede ayudar a las personas a identificar y cambiar los pensamientos irracionales, aprender técnicas de relajación y control de la ansiedad, y enfrentar progresivamente las situaciones temidas.

En resumen, si padeces de trastorno de pánico, ansiedad o Síndrome del Intestino Irritable, es importante buscar ayuda profesional para comprender y abordar estas condiciones de manera integral. La conexión entre ellas puede ser compleja, pero con el tratamiento adecuado, es posible llevar una vida plena y sin limitaciones.

Bibliografía complementaria:

– American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). Barcelona: Elsevier Masson.
– Beck, A.T., Rush, A.J., Shaw, B.F., & Emery, G. (1979). Terapia cognitiva de la depresión. Barcelona: Paidós.
– Ellis, A. (1995). Terapia racional emotiva conductual. Barcelona: Paidós.
– Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós.
– Linehan, M.M. (1993). Terapia dialéctico-comportamental para el trastorno límite de la personalidad. Barcelona: Paidós.
– Seligman, M.E.P. (1998). Aprenda optimismo. Barcelona: Paidós.
– Skinner, B.F. (1953). Ciencia y conducta humana. Buenos Aires: Paidós.
– Vallés, A. (2008). Neurociencia afectiva: Psicología, neurobiología y evolución. Barcelona: Ariel.
– Vert, J. (1995). Tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos de personalidad. Barcelona: Paidós.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario