Centro Serendipia

Lo que debes saber sobre el temperamento colérico

El temperamento colérico es uno de los cuatro temperamentos básicos según la teoría de los cuatro humores. Este temperamento se caracteriza por la intensidad de las emociones y por una personalidad enérgica y fuerte. En este artículo, exploraremos qué debemos saber sobre el temperamento colérico y cómo podemos comprenderlo mejor.

Las personas que tienen un temperamento colérico suelen ser líderes naturales. Son personas ambiciosas, decididas y orientadas al logro. Tienen una gran capacidad para tomar decisiones rápidas y para actuar en consecuencia. Además, son personas muy seguras de sí mismas y no temen asumir riesgos.

Por otro lado, el temperamento colérico también tiene sus desafíos. Las personas coléricas pueden ser impacientes y tienden a ser dominantes en sus relaciones interpersonales. A menudo, buscan el control y pueden ser autoritarias. Pueden enojarse fácilmente y suelen tener dificultades para lidiar con la frustración.

Es importante destacar que tener un temperamento colérico no es algo negativo en sí mismo. Todos los temperamentos tienen sus fortalezas y debilidades. La clave está en aprender a reconocer y manejar las características propias de cada temperamento.

Si eres una persona colérica o conoces a alguien que lo sea, es fundamental cultivar habilidades de comunicación asertiva. Esto implica aprender a expresar tus necesidades y emociones de manera clara y respetuosa, sin ser agresivo o dominante. También es importante trabajar en la gestión del enojo y en la capacidad de empatizar con los demás.

En la terapia psicológica, se pueden trabajar distintas estrategias para manejar el temperamento colérico. La psicoterapia cognitivo-conductual, por ejemplo, puede ayudar a identificar los pensamientos y patrones de comportamiento que alimentan la ira y el control excesivo. También se pueden practicar técnicas de relajación y mindfulness para aprender a calmarse en momentos de tensión.

En conclusión, el temperamento colérico es un tipo de personalidad en el cual las emociones y la intensidad juegan un papel central. Si bien presenta desafíos, también tiene sus fortalezas. La clave está en aprender a gestionar adecuadamente las características propias de este temperamento para tener relaciones sanas y satisfactorias. Con la ayuda de la terapia y el trabajo personal, las personas con un temperamento colérico pueden alcanzar un equilibrio emocional y una vida plena.

Bibliografía complementaria:

– American Psychiatric Association. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). (2013).

– Barrigón, M. L., & González, N. (2015). Introducción a la psicopatología y la psiquiatría. Madrid, España: Editorial Médica Panamericana.

– Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2009). Psicopatología: un enfoque integral de la psicología anormal. (2da ed.). México D.F., México: International Thomson Editores.

– Goldstein, E. G. (2006). Tratado de psiquiatría: ciencias básicas. (7ma ed.). Barcelona, España: Elsevier.

– Sánchez, A., & Surcos, R. (2010). Manual de psiquiatría clínica. (2da ed.). Barcelona, España: Elsevier.

– Nardi, A. E., & Freire, R. C. (2007). Trastorno de ansiedad generalizada: teoría y tratamiento. São Paulo, Brasil: Editorial Manole.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario