Centro Serendipia

Lo que los científicos tienen que decir sobre la belleza facial

El tema de la belleza facial ha sido objeto de estudio e interés durante siglos, tanto para artistas como para científicos. La belleza del rostro humano es una cualidad subjetiva que varía de acuerdo a la cultura y a las preferencias individuales, sin embargo, existen aspectos universales que los científicos han identificado como elementos clave para percibir un rostro como bello.

Investigaciones en el campo de la psicología han revelado que ciertos rasgos faciales armoniosos y proporcionados son percibidos como atractivos por la mayoría de las personas, sin importar su origen étnico o su contexto cultural. Estos rasgos incluyen simetría facial, ojos grandes y expresivos, labios carnosos, nariz con tamaño y forma equilibrados, así como una mandíbula definida.

Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Bristol en el Reino Unido encontró que la simetría facial es considerada como un indicador de buena salud y fertilidad. La simetría es un reflejo de un desarrollo óptimo durante el crecimiento y puede funcionar como una señal subconsciente para evaluar la calidad genética de un individuo. De esta manera, la percepción de la belleza facial puede estar relacionada con la selección natural y la evolución.

Además de la simetría facial, otros elementos que influyen en la percepción de la belleza son las características sexuales secundarias. En el caso de las mujeres, la presencia de pestañas largas, cejas definidas y labios carnosos puede ser percibido como signos de feminidad y juventud, aspectos que son atractivos desde una perspectiva evolutiva. Por otro lado, en los hombres, una mandíbula cuadrada y una estructura facial angular pueden ser considerados como indicadores de masculinidad y fortaleza, cualidades que también son valoradas en el contexto evolutivo.

Cabe mencionar que la belleza no se limita únicamente a los rasgos faciales. Factores como la expresividad facial, el atractivo emocional y la personalidad también desempeñan un papel importante en la percepción de la belleza. Un rostro que transmite alegría, amabilidad y confianza puede resultar más atractivo para los demás, ya que refleja cualidades deseables en las relaciones interpersonales.

Es importante destacar que la percepción de la belleza facial es subjetiva y puede variar significativamente entre las personas. La cultura y las experiencias personales también pueden influir en la forma en que percibimos la belleza. Lo que resulta atractivo para una persona puede no serlo para otra, lo que hace que la belleza sea un concepto individual y relativo.

En resumen, los estudios científicos nos indican que existen características faciales que la mayoría de las personas consideran atractivas, como la simetría, los ojos grandes y expresivos, labios carnosos, nariz equilibrada y una mandíbula definida. Sin embargo, la belleza facial va más allá de los aspectos físicos, incluyendo también la expresividad, la personalidad y el atractivo emocional. No debemos olvidar que la belleza es un concepto subjetivo y relativo, que varía de acuerdo a los gustos individuales y a las influencias culturales.

Aquí te dejo algunas referencias bibliográficas complementarias sobre Psicología y Psiquiatría:

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

2. Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2015). Abnormal psychology: An integrative approach (7th ed.). Boston, MA: Cengage Learning.

3. Beck, J. S. (2011). Cognitive behavior therapy: Basics and beyond (2nd ed.). New York, NY: Guilford Press.

4. Comer, R. J. (2015). Fundamentals of abnormal psychology (8th ed.). New York, NY: Worth Publishers.

5. Kring, A. M., Johnson, S. L., Davison, G. C., & Neale, J. M. (2016). Abnormal psychology (13th ed.). Hoboken, NJ: John Wiley & Sons.

6. Nolen-Hoeksema, S., Fredrickson, B. L., Loftus, G. R., & Lutz, C. (2014). Atkinson & Hilgard’s Introduction to Psychology (16th ed.). Boston, MA: Cengage Learning.

7. Salkovskis, P. M. (2016). Understanding and treating obsessive-compulsive disorder: A cognitive-behavioral approach. New York, NY: John Wiley & Sons.

8. Sadock, B. J., Sadock, V. A., & Ruiz, P. (2014). Kaplan & Sadock’s synopsis of psychiatry: Behavioral sciences/clinical psychiatry (11th ed.). Philadelphia, PA: Wolters Kluwer.

9. Taylor, S. E., & Sirois, F. M. (2011). Health psychology (2nd ed.). New York, NY: McGraw-Hill Education.

10. Thyer, B. A., & Wodarski, J. S. (2017). Research methods for evidence-based practice in psychology and mental health. New York, NY: John Wiley & Sons.

Recuerda que esta es solo una pequeña selección de las numerosas referencias disponibles en el campo de la Psicología y la Psiquiatría. Es recomendable consultar fuentes adicionales según tus intereses específicos de investigación.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario