Centro Serendipia

Por qué dejar el control puede ayudarte a disfrutar la vida

Dejar ir el control y disfrutar de la vida: una perspectiva desde la psicología

En un mundo donde todos buscamos constantemente controlar cada aspecto de nuestras vidas, es importante recordar que aferrarnos al control puede ser contraproducente para nuestro bienestar emocional. Como psicólogo, he tenido la oportunidad de trabajar con personas que sufren debido a la necesidad de tener el control en todo momento. En este artículo, exploraremos por qué dejar ir el control puede ser beneficioso para disfrutar plenamente de la vida.

El control es una ilusión. A menudo nos engañamos creyendo que podemos controlar todas las situaciones y resultados en nuestras vidas. Sin embargo, la realidad es que hay muchos factores externos que escapan a nuestro control. Al aferrarnos a una sensación falsa de control, nos volvemos vulnerables a la frustración y la ansiedad cuando las cosas no salen como lo planeado. Debemos aceptar que no podemos controlarlo todo y, en cambio, concentrarnos en lo que sí podemos controlar: nuestras emociones y nuestras respuestas ante las circunstancias.

Dejar ir el control nos libera de una carga innecesaria. La necesidad de controlar cada aspecto de nuestras vidas puede derivar en un gran estrés. Nos sentimos agobiados y abrumados por la presión de tener que manejarlo todo. Sin embargo, al soltar el control, nos liberamos de esta carga y empezamos a fluir con la vida en lugar de luchar constantemente contra ella. Nos permitimos ser flexibles y adaptarnos a las circunstancias cambiantes, lo que a su vez nos brinda una mayor sensación de paz y bienestar.

Al dejar ir el control, aumentamos nuestra capacidad para disfrutar del presente. Cuando estamos obsesionados con controlar el futuro, nos perdemos del verdadero disfrute del presente. Nos volvemos ansiosos y preocupados por lo que está por venir, sin poder apreciar plenamente lo que tenemos aquí y ahora. Al soltar el control, nos abrimos a experimentar el momento presente en su totalidad. Nos permitimos saborear los pequeños placeres de la vida y reconocer las bendiciones que ya tenemos a nuestro alrededor.

Dejar ir el control nos permite confiar en el proceso de la vida. Cuando soltamos el control, cultivamos una confianza en nosotros mismos y en el universo. Aprendemos a confiar en que, aunque las cosas no salgan exactamente según lo planeado, todo sucederá de la manera que debe ser. Aceptamos que siempre habrá imprevistos y cambios en la vida, y que eso es parte de la experiencia humana. Al confiar en el proceso, liberamos la necesidad de tener el control absoluto y nos abrimos a la posibilidad de aprender y crecer a través de las experiencias que la vida nos presenta.

En conclusión, dejar ir el control puede ser un camino hacia una vida más placentera y satisfactoria. Desde una perspectiva psicológica, aferrarse al control solo nos limita y nos impide disfrutar plenamente de la vida. Aprender a soltar el control nos permite liberarnos de una carga innecesaria, disfrutar del presente y confiar en el proceso de la vida. Así que, la próxima vez que sientas la necesidad de controlar todo, recuerda que el verdadero disfrute de la vida se encuentra en aprender a dejar ir.

Bibliografía complementaria en Psicología:

– American Psychological Association. (2017). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). Editorial Médica Panamericana.
– Baumeister, R. F., & Bushman, B. J. (2017). Social psychology and human nature (4th ed.). Cengage Learning.
– Myers, D. G. (2018). Psicología (12th ed.). Worth Publishers.
– Baron, R. A., Branscombe, N. R., & Byrne, D. (2017). Social psychology (14th ed.). Pearson.

Bibliografía complementaria en Psiquiatría:

– Sadock, B. J., Sadock, V. A., & Ruiz, P. (2017). Kaplan & Sadock’s comprehensive textbook of psychiatry (10th ed.). Wolters Kluwer.
– American Psychiatric Association. (2014). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). American Psychiatric Publishing.
– Stahl, S. M. (2013). Stahl’s essential psychopharmacology: Neuroscientific basis and practical applications (4th ed.). Cambridge University Press.
– Gelder, M., Mayou, R., & Geddes, J. (2012). Psychiatry (4th ed.). Oxford University Press.

Es importante tener en cuenta que esta lista de bibliografía complementaria es solo una muestra y existen numerosas fuentes adicionales en los campos de la Psicología y la Psiquiatría.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario