Centro Serendipia

Principales señales de advertencia de abuso doméstico

Las señales de advertencia de violencia doméstica son señales sutiles pero importantes que pueden indicar la presencia de abuso en una relación. Como psicólogo, es esencial comprender y reconocer estas señales para brindar apoyo y ayuda a las personas que puedan estar en situación de abuso.

1. Aislamiento social: Una de las primeras señales de abuso doméstico es el aislamiento de amigos y familiares por parte de la víctima. El agresor intentará controlar su vida social y limitar sus interacciones con otras personas.

2. Cambios bruscos de comportamiento: Si una persona muestra cambios repentinos en su comportamiento, como volverse más tímida, retraída o insegura, puede ser un indicio de abuso. El agresor puede ser la causa de estos cambios debido a su comportamiento intimidante y controlador.

3. Control excesivo: El abusador suele ejercer un control extremo sobre la persona agredida. Desde revisar constantemente su teléfono y mensajes, hasta controlar su dinero y decisiones importantes. Este nivel de control puede ser una señal clara de violencia doméstica.

4. Aparición de moretones o lesiones inexplicables: La presencia de moretones o lesiones frecuentes y sin una explicación razonable puede indicar abuso físico. La persona agredida puede intentar ocultar estas marcas, lo que subraya aún más la gravedad de la situación.

5. Cambios en el estado de ánimo: El abuso emocional puede tener un impacto significativo en el estado de ánimo de la persona afectada. Puede mostrar signos de depresión, ansiedad, baja autoestima o irritabilidad crónica. Estos cambios son consecuencia directa de la constante manipulación y maltrato emocional.

6. Aumento del estrés financiero: El agresor puede ejercer control financiero sobre la víctima, limitando su acceso al dinero y la independencia financiera. Esto puede llevar a un aumento del estrés económico y la dependencia emocional hacia el abusador.

7. Celos y posesividad: El agresor puede mostrar una actitud posesiva y celosa, controlando cada movimiento de la persona agredida. Esta conducta controladora y posesiva es una señal clara de abuso y busca establecer el poder y el control total sobre la víctima.

8. Amenazas y violencia verbal: Las amenazas verbales y la violencia verbal son formas de abuso que pueden traumatizar emocionalmente a la víctima. El agresor utiliza estas tácticas para infundir miedo y mantener el control sobre la otra persona.

9. Manipulación y culpa constante: El agresor puede usar tácticas manipuladoras para hacer que la víctima se sienta culpable y responsable del abuso que está sufriendo. Estas manipulaciones pueden hacer que la persona agredida se sienta atrapada y sin salida, aumentando su vulnerabilidad.

10. Intimidación y amenazas físicas: La violencia física y las amenazas de violencia son señales obvias de abuso doméstico. Estas acciones pueden ser extremadamente peligrosas y poner en riesgo la seguridad e integridad de la víctima.

Reconocer estas señales de advertencia es crucial para brindar apoyo a las personas que se encuentran en una situación de abuso doméstico. Como psicólogos, es nuestra responsabilidad estar alerta y ayudar a aquellos que necesiten escapar de relaciones tóxicas y vivir una vida libre de violencia.

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). American Psychiatric Publishing.

– Barlow, D. H., & Durand, V. M. (2016). Abnormal psychology: An integrative approach (8th ed.). Cengage Learning.

– Beck, A. T., Rush, A. J., Shaw, B. F., & Emery, G. (1979). Cognitive therapy of depression. Guilford Press.

– Freud, S. (1917). Mourning and melancholia. In J. Riviere (Ed.), Standard edition of the complete psychological works of Sigmund Freud (Vol. 14, pp. 237-258). Hogarth Press.

– Goldstein, E. B. (2018). Cognitive psychology: Connecting mind, research, and everyday experience (5th ed.). Cengage Learning.

– Kandel, E. R., Schwartz, J. H., Jessell, T. M., Siegelbaum, S. A., & Hudspeth, A. J. (Eds.). (2013). Principles of neural science (5th ed.). McGraw-Hill Education.

– Myers, D. G., & Dewall, C. N. (2017). Psychology (12th ed.). Worth Publishers.

– Nolen-Hoeksema, S. (2014). Abnormal psychology (6th ed.). McGraw-Hill Education.

– Schacter, D. L., Gilbert, D. T., & Wegner, D. M. (2011). Psychology (2nd ed.). Worth Publishers.

– Tzelepis, A., & Valliere, D. (2019). Psychiatry. In StatPearls [Internet]. StatPearls Publishing.

Estos son solo algunas de las muchas referencias bibliográficas disponibles en los campos de la psicología y la psiquiatría. Es importante tener en cuenta que la lista de referencias puede variar dependiendo del enfoque específico dentro de estas disciplinas y de la temática particular abordada en el artículo.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario