Centro Serendipia

Paranoia: significado, causas y tratamiento desde la perspectiva psicológica

paranoia

Tabla de contenidos

“La psicología no puede decir a la gente cómo deberían vivir sus vidas. Sin embargo, puede proporcionarles significado para un cambio personal y social efectivo”. Frase de Albert Bandura.

Hola, estimados lectores de centrocerendipia.es. En este post vamos a tratar una de las enfermedades mentales con mayores consultas psicológicas. La paranoia ha despertado el interés y el uso hasta en las conversaciones más normales. No obstante, es un concepto de un ámbito mucho más serio.

La personalidad paranoica es aquella que construye de la base de una piedra minúscula, una torre fortificada. Es decir, para los pacientes, cualquier persona está explotándolas o engañándolas, aunque no exista pruebas concretas. Son ideas falsas que se crean como producto de un desorden mental y no como parte del carácter.

La mejor forma de que conozcas los detalles de la paranoia es a través de centroserendipia.es. Aquí hemos consultado la información de fuentes apropiadas de la psicología. Así que revisa por completo este material y conoce a fondo este trastorno.

¿Cuál es el significado de Paranoia?

El significado de paranoia, etimológicamente hablando, proviene del griego. El primero de los orígenes es Paránous, que significa “Demente”. A su vez, esta palabra griega origina Paránoia. Aquí se divide entre Paránous e ia que refiere en su significado “Cualidad de Locura o demencia”.

Para la psicología y la psiquiatría es un término que hace referencia al trastorno de personalidad paranoica. Así que es un tipo de alteración que está próxima al padecimiento de la esquizofrenia.

Para responder qué es la paranoia, RAE establece la palabra en el campo de estudio psicológico y psiquiátrico. Su concepto es: Perturbación mental fijada en una idea o en un orden de ideas.

Con respecto al DSM-V lo primero a resaltar es que pertenece a los trastornos de la personalidad. Responder a qué es paranoia establece una desconfianza y suspicacia intensa frente a otros. En este caso, la persona siempre piensa (y sin motivos) que las inspiraciones de los demás son malévolas o dañinas.

En pocas palabras, la paranoia es el trastorno desordenado de la personalidad donde se siente suspicacia. Ahora bien, esta actitud no está justificada, sintiendo además que se planean cosas negativas en contra.

Los pensamientos paranoicos hacen que la persona sufra y se auto defienda o ataque. Su estado de ánimo, por lo general es negativo, donde se combinan ansiedad, depresión y baja autoestima. También se combina con egocentrismo u orgullo.

El paranoico tiene en su pensamiento la creencia de que todo lo que le pasa es debido a sucesos misteriosos. Hasta la persona cree que son causas sobrenaturales que él mismo no puede ver o explicar. Ahora bien, su discurso verbal es completamente normal, lógico y razonable.

Cómo se escribe realmente: ¿Paranoia o paranoya?

Muchas personas tienden a escribir esta palabra con “y”. Ahora, desde su etimología, podemos observar que la forma correcta es con “i”. Así que, desde aquí, la duda de si es paranoia o paranoya ha quedado despejada, ganando la primera opción. Cuando la emplees nuevamente, escribe Paranoia.

Prevalencia de la enfermedad

Instituciones americanas como la NCSR (National Comorbidity Survey Replication) o la NESARC han realizado pruebas probabilísticas de prevalencia sobre paranoia. La incidencia en la población americana está ubicada entre un 2,3 y 4,4%.

Socialmente, los hombres son más susceptibles a padecer este trastorno que las mujeres. Además, existen estudios donde se vincula el trastorno con el abuso físico o emocional o la victimización desde la infancia.

Síntomas de la paranoia

Más que manifestaciones físicas, los síntomas de la paranoia son mentales. Entre los padecimientos habituales de este trastorno, se tienen:

  • La persona es embargada por un miedo exagerado a que sucede o pasará algo malo.
  • Esta persona siente que cualquier situación de desgracia o maldad es causada por otras personas ajenas o cercanas.
  • No existen pruebas definitivas o certeras que lo que dice el afectado sea verdadero.

Ahora bien, existen ideas paranoides que también entran como síntomas de este trastorno. En este caso, se tienen:

  • La primera idea es que las personas sienten el temor de que alguien les causará daño físico. En este caso, se piensa constantemente en que existe el peligro de perder la vida.
  • La persona siente el temor de que alguien intenta dañarlo emocionalmente a través de rumores infundados.
  • Lo más clásico es que en su círculo social, alguien esté intentando robarlo o engañarlo.

Entre otros de los síntomas de paranoia asociados se pueden mencionar:

  • Temor o desconfianza.
  • Fantasías idiosincráticas.
  • Hipersensibilidad.
  • Amargura. 
  • Sensación infundada de aislamiento.
  • Depresión.
  • Hostilidad y rencor.
  • Fatiga, como producto de la preocupación o estrés.

Tipos de paranoia – psicología

Algunos pensamientos preocupantes, hasta cierto punto se pueden considerar normales. Es común sentir paranoia en países donde han ocurrido atentados terroristas recientes. Sin embargo, este tipo de paranoia no evita la normalidad en la vida personal.

Ahora bien, existen dentro de la paranoia tipos específicos de trastornos que sí afectan la vida de los pacientes. Estos varían en función de los síntomas, actitudes y conducta de los que la padecen. En este apartado definiremos los más comunes.

Paranoia de tipo persecución

El primero de ellos refiere al trastorno paranoico de persecución o prejuicio. Dentro de la paranoia, tipos como este mantienen un claro convencimiento de que existe un asecho o persecución. En la paranoica por persecución, la persona delira acerca de las intenciones maliciosas de los demás.

Exteriorizan frases como:

  • Me critican mucho.
  • Las personas la tienen aplicada conmigo.
  • Hay individuos que se ríen de mí.
  • Alguien me quiere hacer daño.

En este tipo de paranoia, la persona tiende a estar frecuentemente a la defensiva. Asimismo, observan a sus alrededores con mucha atención y la inseguridad en situaciones cotidianas es total.

Paranoia de tipo megalómana

Está compuesta por el delirio de grandeza, que sirve como defensa contra la ansiedad o la vulnerabilidad. Las personas tienen ideas de que son importantes o superiores al resto.

Esto los lleva a manipular o mentir para poder alcanzar sus objetivos. Pueden llegar a pensar que han sido elegidos para salvar el mundo o para misiones de alto secreto e importancia. También, para superar la estima baja o el temor de no ser amados, sienten que todos alrededor los aman.

Paranoia tipo erotomanía

Otro tipo del trastorno paranoico caracterizado por presentar pensamientos donde afirma que alguien más importante está enamorado de él. Es frecuente pensar que artistas o personalidades públicas o con mejores recursos sienta atracción, aunque no es algo real. No obstante, puede ser perjudicial, ya que este pensamiento lleva al acoso.

Celotipia

Un tipo dentro del trastorno paranoico donde la persona siente celos al extremo. Cualquier cosa que su pareja realice puede representar un indicio de infidelidad o engaño. Esto puede derivar en vigilar cada uno de los pasos de la pareja. En el más extremo de los casos, puede llegar a amenazas o agresiones verbales o físicas.

Trastorno de paranoia somático

Un tipo de delirio donde la persona cree que padece alguna enfermedad. En este caso, la persona asiste a los especialistas para buscar la cura a un padecimiento inexistente. Un ejemplo asociado de este tipo de delirio paranoico es la hipocondría.

¿Cómo se diagnostica la paranoia?

A través del DSM-V podemos conocer cuáles son los cuadros diagnósticos de este trastorno. Estas personas son difíciles en el trato por la frecuencia con que tienen problemas en sus relaciones cercanas. Se pueden detectar paranoias siempre y cuando se cumplan 4 o más de los siguientes hechos:

  1. Sospechas, sin fundamentos, que los demás explotan o causan daño al individuo.
  2. Preocupación injustificada sobre la lealtad o confianza del núcleo familiar o laboral (amigos o colegas).
  3. Muy poca disposición a colocar confianza en otros. Existe un miedo injustificado que cualquier cosa se use maliciosamente en contra del individuo.
  4. Interpretación o lectura encubierta de mensajes denigrantes o amenazadores. Esto en actos o comentarios sin ningún tipo de malicia.
  5. La persona paranoica vive en un rencor persistente. Tiende a no olvidar insultos, injurias o desaires del pasado.
  6. Disposición a defensa por percepciones erradas sobre el carácter o su reputación. Esto no es apreciable por su entorno. Puede devenir en arranques de enfado (ira).
  7. La persona con trastorno paranoide de la personalidad vive sospechando de la fidelidad conyugal. Esto, claro, sin justificación previa.
  8. Adopción de rutinas de protección propia para evitar las amenazas exteriores.

En función del trato, esta persona tendrá en resumen dos soluciones para su defensa: evitando o atacando. Esto lo puede hacer contra su entorno o contra sí mismos.

Causas de la paranoia

Hasta la fecha, no se sabe con exactitud cuáles son las causas que ocasionan la paranoia. Solo se tiene conocimiento que este padecimiento está asociado con la psicosis. Como causas probables, la paranoia resulta de varios tipos de problemas neurológicos o de alteración mental. Y en este apartado los conocerás.

Causas del entorno social

Uno de los fundamentos asociados a este trastorno de personalidad está dado en el entorno social. En este caso, las personas pueden desarrollar la paranoia a través de la influencia de teorías. Las conspiraciones o señalamientos de este tipo pueden influir directamente en su aparición.

Causas genéticas

De acuerdo con el DSM-V, existen altas probabilidades de existencia de paranoia en familiares de probandos esquizofrénicos. Este factor se acentúa cuando los pacientes tienen relaciones familiares con trastorno de tipo persecutorio.

Complicaciones clínicas

Otra de las causas más probables son las complicaciones clínicas. Nuestro cerebro y el encéfalo son muy desarrollados. Por ello, a la hora de afrontar situaciones variables, reconocemos patrones provenientes de diversos estímulos. Es por esta capacidad que nuestros recuerdos y percepciones tienen orden, lo que se conoce como esquemas cognitivos.

Pero, ¿qué tiene que ver la paranoia? Esta surge cuando nuestra habilidad de adaptación a los estímulos se vuelve una patología. Es decir, se anticipa todo y la explicación real se torna forzada.

Lesiones cerebrales

Por último, las lesiones cerebrales también pueden ser causa de este trastorno. Existe un síndrome donde la persona con paranoia piensa que sus familiares o allegados han sido suplantados. Se conoce como síndrome de Capgras, y que es producto de daño entre el sistema límbico y la corteza cerebral.

Tratamiento para la paranoia

Para que cualquier tratamiento que se aplique sea efectivo, es necesario que la persona reconozca su problema. El primer paso es lograr que el paciente admita que tiene paranoia y se prepare para la ayuda psicológica.

En este punto, vamos a establecer algunos pasos importantes en el tratamiento psicológico de la paranoia. Esto con base en los postulados de la alzheimer’s associtation. La terapia psicológica debe enfocarse a acompañar al paciente sin contradecirlo.

Diagnóstico diferencial – evaluar la situación

Lo primero que se debe reconocer es una diferencia entre el trastorno paranoide y el delirante. Este último presenta síntomas psicóticos persistentes. Los protocolos de tratamiento son diferentes en ambos casos. En el caso del delirio paranoide desde la TBD se aplica el contradelirio.

Conseguir que la persona trate su padecimiento

Los pacientes con trastorno paranoide son los que presentan una mayor dificultad para reconocer el problema. Y a lo largo de la historia, representan un alto porcentaje de denunciantes en contra de los profesionales. Estos recurren a la justicia cuando un psicólogo o psiquiatra declaran un diagnóstico paranoide.

Para llevar a estos pacientes a consulta, es conveniente hacerlo por otras razones. Puede que sea después de cuadros de ansiedad o depresión. Otra forma es que algún familiar cercano invente un motivo y que necesita que lo acompañe.

En las primeras sesiones se trata a través de una psicoterapia indirecta. Con ello, la confianza irá aumentando para luego poder hacer una intervención directa. Una estrategia de “ir lento para luego poder pisar el acelerador a fondo”.

Tratar con psicoterapia antes que con psiquiatría

Es bueno que los familiares del paciente orienten sus esfuerzos primero por la psicoterapia antes que por la psiquiatría. Esta última recurrirá a medios directos de tratamiento.

Uno de ellos es generar más desconfianza de la que ya se tiene. Cuando se le dice al paciente que lo que ve no es real, se crea un sentimiento de rechazo. Con ello, solo terminará desistiendo de la consulta.

Otro de los factores es la medicación. Al “imponer” un tratamiento, es muy probable que el paciente no los cumpla. En este caso, el paciente cree que los demás son el bando de “los malos”.

Lo mejor es comenzar con psicoterapia. A medida que se comienza a reemplazar la desconfianza por la duda, se puede emplear la ayuda farmacológica. Ahí si es recomendable comenzar a introducir la ayuda psiquiátrica.

Ofrecer tranquilidad y confianza

Es bueno, cualquiera sea el tipo de paciente (defensivo o agresivo) que se le ofrezca confianza. Así, se busca que la persona entre en tranquilidad a través de toques y palabras suaves. Lo que se busca es que la amabilidad dirija la confianza, la atención y reduzcan los síntomas.

En este caso, el profesional puede emplear frases como:

  • “Estoy contigo en esta situación”.
  • “Yo te protegeré”.
  • “Me ocupo de ti en estos momentos”.
  • Sé que te encuentras ansioso o preocupado. ¿Quieres que agarre tu mano y camine contigo un rato?
  • “Sé que esto es aterrador para ti”.

Mientras suaviza su personalidad, busque razones o causas para las alucinaciones o delirios y su significado para el paciente.

Responda con tono de honestidad al paciente

Cuando una persona con paranoia le pregunte si ve actitudes sospechosas o cosas inexistentes, no contradiga. Al contrario, ayude a la persona a normalizar su relación. Una buena respuesta sería: “sé que tú estás viendo algo, pero yo no logro verlo”. Aunque no lo vea, usted no le está negando lo que el paciente (mentalmente) ve o escucha.

Distraiga a la persona

Es favorable que el ambiente donde se desarrollen las sesiones sea bien iluminado. Si no es posible, puede requerirse de actividades como pasear. Las alucinaciones o pensamientos aterradores o desagradables suelen desaparecer con buena luz o compañía.

También las puede complementar con actividades del agrado del paciente como la música, dibujar, observar fotografías y más. Esto permite que la persona vaya tomando amabilidad y servicio con su entorno.

Introduzca cambios de rutinas

En este caso, el profesional debe sugerir la inclusión de ejercicio físico. Asimismo, algunos aspectos como dormir bien y técnicas para reducir tensiones son fundamentales. Las drogas, el alcohol y otras sustancias deben ser eliminadas, ya que incrementan los pensamientos paranoicos.

Busca la mejor ayuda profesional para la paranoia con centrocerendipia.es

Si tú o un familiar tienen problemas con la paranoia, desde la web puedes usar nuestros canales regulares para contactarnos. Es bueno que compartas esta información, así que siéntete libre de hacerlo por medio de las redes sociales. Y si fue de ayuda, puedes transmitirnos tus apreciaciones en la caja de comentarios. 

Referencias:

8 tendencias del pensamiento paranoide. Recuperado de: https://psicorobert.wordpress.com/2016/02/28/8-tendencias-de-pensamiento-paranoide/

American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Quinta edición. DSM-V. Masson, Barcelona.

Definición de Paranoia. Recuperado de: https://definicion.de/paranoia/

Mandal, A. (28 de Junio del 2019) ¿Cuál es paranoia? Recuperado de: https://www.news-medical.net/health/What-is-Paranoia-(Spanish).aspx 

Nieto S. (2016) Conoce los tipos de paranoia que existen. Recuperado de: https://harmonia.la/tips/conoce_los_tipos_de_paranoia_que_existen

Trastorno paranoide de la personalidad (TPP). Recuperado de: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-psiqui%C3%A1tricos/trastornos-de-la-personalidad/trastorno-paranoide-de-la-personalidad-tpp

Alucinaciones, delirios y paranoia. (2019) Recuperado de: https://www.alz.org/espanol/downloads/sp_topicsheet_hallucinations.pdf

Si buscar un psicólogo en Sabadell o un psicólogo en Terrassa contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

paranoia

Paranoia: significado, causas y tratamiento desde la perspectiva psicológica

Blog ¿Hablamos? Paranoia: significado, causas y tratamiento desde la perspectiva psicológica Tabla de contenidos “La psicología no puede decir a la gente cómo deberían vivir sus vidas. Sin embargo, puede proporcionarles significado para un cambio personal y social efectivo”. Frase de Albert Bandura. Hola, estimados lectores de centrocerendipia.es. En este post vamos a tratar una

Leer Más >>
hipocondría

Conoce lo más resaltante de la Hipocondría desde la psicología

Blog ¿Hablamos? Conoce lo más resaltante de la Hipocondría desde la psicología Tabla de contenidos “Una cosa es hipocondría y otra muy diferente el temor a enfermar” Hola a todos. Vivir saludablemente es base y fundamento del bienestar. Conjuntamente, contar con avances en el campo médico, psicológico y científico aumenta la calidad y tiempo de

Leer Más >>

Fecha de modificación: 02/09/2020

La web www.centroserendipia.es tiene como misión ofrecer información de interés psicológico, así como ser un medio de contacto para ofrecer intervención psicológica. Se dirige a la población en general que pudiera tener interés o necesidad de contactar nuestros servicios en el territorio español. Maria José Jiménez, Psicóloga Col.25541 es la autora de la web www.centroserendipia.es, siendo responsable ultima de su edición, ofreciendo una revisión periódica mensual. La información proporcionada en www.centroserendipia.es ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y, su médico. www.centroserendipia.es no aloja publicidad de ningún tipo y es financiado por Maria José Jiménez.

Deja un comentario