Centro Serendipia

¿Qué es la terapia sistémica?

La terapia sistémica es un enfoque de tratamiento psicológico que se centra en el sistema de relaciones en el que una persona está insertada. En lugar de enfocarse solo en el individuo y sus problemas, la terapia sistémica considera a la persona como parte de un sistema más amplio, que puede incluir a la familia, la pareja, el trabajo, la comunidad, entre otros.

El objetivo de la terapia sistémica es mejorar las relaciones y la comunicación dentro de este sistema, ya que se cree que los problemas de una persona están influenciados por el contexto en el que vive. Por lo tanto, para resolver los problemas individuales, es necesario abordar y cambiar los patrones de interacción en el sistema.

A diferencia de otros enfoques terapéuticos que se centran en la introspección individual, la terapia sistémica se basa en la idea de que las personas están intrínsecamente conectadas y que sus problemas son el reflejo de las dinámicas interpersonales. Por lo tanto, el terapeuta sistémico trabaja con la persona y su sistema para identificar y cambiar los patrones de interacción que están contribuyendo al malestar.

Una de las principales técnicas utilizadas en la terapia sistémica es el cuestionamiento circular, que consiste en hacer preguntas sobre las interacciones entre los miembros del sistema. A través de este cuestionamiento, el terapeuta ayuda a las personas a identificar y cuestionar sus supuestos y creencias, y a encontrar nuevas formas de relacionarse entre sí.

Otra técnica común es el genograma, que es una representación gráfica de las relaciones familiares y las influencias intergeneracionales. El terapeuta utiliza el genograma para visualizar las dinámicas familiares y comprender cómo han influido en los problemas actuales de la persona. Esto proporciona una visión más amplia de los patrones de interacción y ayuda a identificar puntos de intervención.

La terapia sistémica también puede incluir ejercicios de role-playing, donde los miembros del sistema interactúan y practican nuevas formas de comunicación y resolución de conflictos. Estos ejercicios permiten experimentar y ensayar nuevas formas de relacionarse, lo que puede generar cambios positivos en la dinámica familiar o de pareja.

En resumen, la terapia sistémica es un enfoque terapéutico que busca mejorar las relaciones y la comunicación dentro de un sistema. Considera que los problemas individuales están influenciados por el contexto en el que vive la persona y trabaja para identificar y cambiar los patrones de interacción que están contribuyendo al malestar. A través de técnicas como el cuestionamiento circular, el genograma y el role-playing, se busca promover un cambio positivo en las dinámicas interpersonales y ayudar a las personas a vivir de manera más saludable y equilibrada.

1. American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). American Psychiatric Association.

2. Freud, S. (1916). Introductory lectures on psycho-analysis. Norton.

3. Skinner, B. F. (1953). Science and human behavior. Free Press.

4. Beck, A. T. (1979). Cognitive therapy and the emotional disorders. Penguin.

5. Rogers, C. R. (1961). On becoming a person: A therapist’s view of psychotherapy. Houghton Mifflin Harcourt.

6. Maslow, A. H. (1943). A theory of human motivation. Psychological Review, 50(4), 370-396.

7. Bowlby, J. (1969). Attachment and loss: Attachment (Vol. 1). Basic Books.

8. Kandel, E. R. (1998). A new intellectual framework for psychiatry. American Journal of Psychiatry, 155(4), 457-469.

9. Greenberger, D., & Padesky, C. A. (1995). Mind over mood: A cognitive therapy treatment manual for clients. Guilford Press.

10. Grossman, M., & Salas, E. (2011). The Oxford handbook of organizational climate and culture. Oxford University Press.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario