Centro Serendipia

La depresión – una enfermedad silenciosa y mortal

Depresión

Tabla de contenidos

¿Qué tal, amigos? En este material conoceremos de cerca la depresión, uno de los trastornos que más afecta a la población mundial. Afecta a todos sin diferencia de edad, raza o condición social.

Además, puede convertirse en una enfermedad crónica y repetitiva, dificultando sensiblemente el desempeño laboral, estudiantil o actividades habituales. Por ello, debe tratarse con el respeto y la urgencia necesaria, para evitar un desenlace irreversible en la persona. En su diagnóstico más peligroso, puede llevar al suicidio.

¿Sufres de este trastorno psicológico o algún familiar? Pues es bueno que detengas tus actividades y aprendas con este material. La forma más adecuada y completa para aprender sobre depresión es con centroserendipia.es.

Definición de Depresión

Etimológicamente, la palabra depresión proviene del latín depressio o depressionis. Analizando la palabra latina, contiene las raíces: De que significa “privación o decaimiento. Luego sigue pressus que significa “apretar, abatir o compresión”.  Por lo tanto, ¿Qué es la depresión? puede significar abatimiento o decaimiento.

La definición de depresión refiere en el sentido moral, al hundimiento o abatimiento en cuanto a sentimientos y emociones. De acuerdo con la RAE, su significado psicológico y psiquiátrico es el siguiente:

“Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos”.

La depresión hace que un problema insignificante o inexistente se convierta en una pesadilla muy difícil de controlar. El cuadro depresivo se puede referir como un hecho de sentirse afligido, desdichado, desanimado o perturbado. Si se suma la falta de apoyo difícilmente podrán salir de este trance.

Es un cuadro que puede interpretarse como transitorio o permanente. En este, sentimientos razonables o inexplicables de culpa, infelicidad o tristeza pueden presentarse. Estos provocan una incapacidad sobre el disfrute de las cosas o acontecimientos de la vida.

Aspectos generales sobre depresión

Según se estima, más de 300 millones de personas en el mundo padecen esta enfermedad. Esto equivale a más del 4% de la población mundial, incrementándose más de 18 % más que hace una década.

Estas cifras alarmantes llaman la atención a todos los países, reconsiderando su enfoque sobre la salud mental. Por ello, es importante destacar que hoy día se han fomentado muchas campañas en todo el mundo para prestar ayuda.

Actualmente la organización mundial de la salud (OMS) ha lanzado una campaña llamada hablemos de depresión. Su nueva edición está dedicada a la salud mental, distribuyendo material a centros de ayuda, farmacias, colegios, profesionales y más. La comunidad europea está presente en este nuevo movimiento que ofrece asesoría y bienestar para todo él que lo padece.

Procesos de evolución de la depresión

El desarrollo de la depresión conlleva de algunas etapas paulatinas. Estas pueden hacerse presente durante días, semanas, meses o hasta años. Incluso, es posible recuperarse y luego recaer nuevamente. Esto último puede suceder en personas que han sido tratadas y sus síntomas no desaparecen del todo. Las etapas por las cuales puede pasar una persona con depresión son las siguientes:

  • Episodio: es el lapso de tiempo donde el paciente muestra los síntomas el que cumplen los requisitos del diagnóstico.
  • Remisión parcial: ocurre cuando el afectado presenta una mejoría en un tiempo determinado y deja de cumplir los requerimientos del diagnóstico. No obstante, todavía muestra algunos síntomas del estado depresivo.
  • Remisión total: cuando el paciente reacciona de manera positiva al tratamiento y mejora hasta no presentar ningún síntoma.
  • Convalecencia: esto se refiere al lapso de tiempo en el cual no presenta síntomas considerando así que el episodio ha terminado (regularmente se establece un periodo de 3 a 6 meses).
  • Recaída: es cuando los síntomas se agudizan hasta el punto que deben volver a cumplir los requerimientos iniciales. Estos reaparecen durante el periodo de remisión, pero anteceden a la recuperación.
  • Recurrencia: en este punto la depresión se ha presentado de nuevo después de una recuperación total. Desde aquí se toma como un nuevo episodio repitiéndose periódicamente durante la vida del paciente.

¿Cómo podemos clasificar los tipos de depresión?

Cuando la enfermedad se consulta psicológicamente se manejan distintos preguntas y niveles de evaluación. La calificación muestra si se considera que padece depresión y cuál sería el estado crítico de su problema.

Muchas veces no es sencillo saber cuándo la depresión ha hecho presencia, por ellos existen diferentes tipos de depresión. Su clasificación ayuda a identificar su presencia en variadas facetas. En este punto vamos a definir cuáles son los principales trastornos conocidos, relacionados a la depresión:

Trastorno Depresivo mayor

Es una de las más críticas debido a su severidad y rapidez en el desarrollo de los síntomas. Suele estar presente en la persona todo el día, por lo mínimo dos semanas. Aunque en algunos casos se ha prolongado por años. Es una clase de depresión unipolar, donde no existe manía. Puede haber fases con estados de ánimo normal entre episodios depresivos.

Una persona con depresión mayor no solo está triste, sino que tiene una falta extrema de iniciativa. Además, carecen de alegría y no sienten placer (anhedonia). En ellas se manifiesta el estado de ánimo de tristeza casi todo el día. Pueden también padecer de insomnio o hipersomnia, disminución de interés, pérdida de peso y más. Asimismo, se afecta significativamente la forma de pensar o razonar.

Este tipo depresivo tiende a afectar la función normal del cuerpo. En casos más deprimentes algunas acciones se transforman en ocasiones efectivas de suicidio. Existen dos tipos de depresión mayor las cuales se definen como:

  • Depresión recurrente: causado por un suceso especifico durante su vida y solo la padece esa única vez. Este tipo de depresión nunca se han curado en su totalidad y se tornan más crónicas empernado al paciente cada día.
  • Depresión recidivante: se caracteriza por la aparición reiterada de episodios depresivos. La duración entre los episodios es como mínimo de dos meses, y en estos periodos no hay síntomas de depresión. En estos casos suele ser más frecuente la presencia de antecedentes familiares o desórdenes fisiológicos.

Depresión psicótica

Aunque es un subtipo de la depresión mayor o severa, se caracteriza por incluir fases de psicosis. Estos pueden ser alucinaciones o delirios donde se trastorna la manera de percibir el entorno.

Trastorno Distímico

La distimia es menos agresiva que el trastorno depresión mayor. Se caracteriza por ser de tipo unipolar y tienen ausencia de episodios maniacos. No obstante, obstruyen el funcionamiento natural y el bienestar de la persona que lo padece. Asimismo, pueden convertirse en episodios depresivos crónicos o mayores en cualquier momento de su existencia.

El aspecto más resaltante es la falta de motivación por lograr algún propósito personal. El sentimiento de tristeza depresiva está presente en la mayor parte del día. Algunos días, la tristeza puede manifestarse como sentimientos negativos, falta de propósito o desmotivación.

Trastorno maniaco depresivo

Es también conocido como trastorno bipolar. Se califica como una depresión que depende específicamente del estado de ánimo del individuo. Es problema se desarrolla en los cambios de humor o personalidad.

Los estados de ánimo pueden tornarse extremos hasta el punto de no poderlos controlar (euforia o depresión, altos y bajos). El trastorno bipolar es un padecimiento delicado y no debe confundirse con emociones inestables. Su tratamiento involucra, adicionalmente el litio (como estabilizador de humor) y acompañamiento emocional profesional y familiar.

Trastorno depresivo estacional (TDE)

Se le llama estacional debido que ocurre según la época del año, usualmente durante las épocas de encierro. Por lo general suele ocurrir en invierno, en la temporada más fría.

Se puede deber al confinamiento que la persona experimenta en su hogar. Generalmente, empieza en los últimos días de otoño y primeros días de invierno, para luego desaparecer en primavera o verano.

Depresión posparto

Se describe como los cambios de estado de ánimo que experimenta la mujer durante o después del parto. Entre los más comunes tenemos: ansiedad, preocupación, irritabilidad o agotamiento.

En la mayoría de los casos se presentan un par de semanas después del parto. Puede aparecer unos meses antes o inclusive, un año después desde la llegada del bebe. Esto va causando alteraciones tanto psicosocial como fisiológicamente paulatinamente, algunas de las causas son las siguientes:

  • Cambios hormonales que la mujer debido al embarazo lo que la hace más sensible a las circunstancias que la rodean.
  • No contar con el mismo tiempo para sí misma por las atenciones del niño.
  • Alteraciones del sueño por el desvelo debido al nacimiento.
  • Cuestionamiento sobre su capacidad de cuidar correctamente del niño.

¿Cuáles son los factores que contribuyen a la depresión?

Uno de los factores que puede marcar la aparición de la enfermedad es el género. Las mujeres tienen un 50% más de probabilidad de padecerla que los hombres. Esto se debe principalmente a diferencias genéticas y hormonales. Ahora bien, la depresión tiene otros orígenes diversos, entre los que destacan factores genéticos, biológicos y psicosociales.

Para poder explicar este trastorno llamado depresión o trastorno biosocial debemos trasladarnos a su origen. Teniendo en cuenta la relación entre factores biológicos y psicológicos. Estos factores son perfiles entrelazados y su correlación es fundamental para analizar la depresión.

Factores genéticos

Las principales causas de la depresión corresponden a factores genéticos (predisposición genética). Por lo que es muy importante analizar si el paciente tiene antecedentes familiares. En algunas familias, este trastorno acompaña una generación tras otra, pero en otras puede no haber un historial depresivo.

Factores biológicos

Estudios realizados afirman que la depresión puede estar asociada a cambios en el sistema de neurotransmisión del Sistema Nervioso Central. Asimismo, ha habido hallazgos que afirman que se relaciona también con cambios estructurales en el cerebro. Estos tienen origen, sobre todo en procesos inflamatorios e inmunológicos.

Otras de las causas biológicas de la depresión:

  • Variaciones en los neurotransmisores o
  • Alteraciones hormonales por falta de dopamina, noradrenalina o serotonina.

Una teoría que se está probando es que el origen de la depresión puede estar asociado con una respuesta inflamatoria. En este caso es de carácter crónico con la consecuente inmunidad celular.

Así, la depresión clínica conlleva un estrés oxidativo y presencia de autoinmunidad, aumentando el trastorno. Por otra parte, la depresión puede estar ligada a padecimientos orgánicos (Cáncer, Parkinson, Alzherimer, diabetes, entre otros).

Factores psicosociales o ambientales

Los con factores psicosociales también juegan un papel importante en la aparición de este trastorno. Entre los más resaltantes:

  • Estrés y trauma de carácter psicosocial. Algunos factores en este caso se deben al aumento de sustancias pro inflamatorias. Una de ellas son las citoquinas, que influyen directamente en la aparición de depresión o ansiedad.
  • Las dietas. Una de las causas probables desde el siglo XX. La desaparición de ciertos componentes alimenticios puede desencadenar la aparición de depresión. También, si la dieta es rica en azúcares, carbohidratos, carnes y alimentos transformados, puede inducir su aparición.
  • La intolerancia alimenticia o la permeabilidad intestinal también se encuentra asociada. Muchos pacientes depresivos se han asociado con procesos inflamatorios en esta zona del cuerpo (citoquinas pro inflamatorias).
  • Falta de ejercicio, tanto en edad infantil como en la adulta.
  • Problemas de obesidad.
  •  
  • Enfermedades periodontales.
  • Distorsión de los estados del sueño.
  • Deficiencias de la vitamina D.

Los síntomas de la depresión

Dependiendo del tipo, los síntomas de la depresión generales son:

  • Tristeza de carácter patológico.
  • Disminución o pérdida del interés en las cosas de la vida.
  • Disminución de la vitalidad o cansancio exagerado.
  • Sentimientos negativos.
  • Cambios de la personalidad.

No obstante, en este apartado se realizará una separación de los diversos síntomas por áreas de influencia. Psicológicamente los síntomas se dividen en 3 clases:

Síntomas Cognitivos

Estos se asocian a la dificulta de concentración con respecto al funcionamiento mental y corporal. Algunos ejemplos son: la memoria, sensaciones y la incapacidad de decidir. Asimismo:

  • Disminución significativa del interés o el placer por casi todas las cosas.
  • Cambios en el apetito que puede aumentar o disminuir.
  • Dolores de cabeza y malestares digestivo sin causa aparente.
  • Insomnio o somnolencia.
  •  

Síntomas Emocionales

Son llamados trastornos del estado del ánimo. Se incluyen varios tipos de padecimientos que generan un malestar significativo. Entre las más comunes se mencionan:

  • Ausencia de autoestima (culpa, incapacidad e inutilidad).
  • Sensación de vacío y desmoralización y/o pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, inutilidad, y/o impotencia.
  • Irritabilidad y ansiedad inquietud.
  • Falta de voluntad para hacer cualquier actividad. En casos más graves descuido personal.

Síntomas conductuales

Cada persona de diferentes maneras esta enfermedad por lo tanto su comportamiento puede ser:

Auto lesivo: es cuando la persona se hace daño así mismo convirtiéndose en su propio verdugo y con una mente irascible. Entre las que podemos mencionar:

  • Dejar de hacer cosas agradables.
  • Llevar acciones de autocompasión (recuerdo de sufrimientos pasados, ver fotos y cartas, tener constantes recuerdos desagradables).
  • Auto- agresiones verbales (insultarse, despreciarse, criticarse).
  • Autolesionarse (golpes, pellizco arrancarse el cabello, e intento de suicidio).

Auto punitivo: es cuando no exterioriza específicamente con palabra sino, con una conducta inadecuada. En decir indirectamente se trata de protestar y vengarse de los que han hecho daño.

  • Ejecutar de mala gana una actividad (quemar la comida o colocarle mucho condimento.
  • No cumplir con las reglas de convivencia (colocar música a todo volumen, no ayudar a realizar algún trabajo en casa).
  • No colaborar al tomar su medicamento o salir sin decir a donde se dirigen para preocupar a los demás.
  • Comer y beber alimento que les hacen daño.

Por lo anterior, es de importancia saber diferenciar entre este trio de síntomas depresivos. Además, conocer la perspectiva de la persona con tendencias negativas acerca del yo, el mundo y el futuro venidero.

¿Cómo proceder a detectar indirectamente la depresión?

Por lo general, si usted o algún familiar presentan este tipo de trastorno, debe realizar previamente una auto evaluación. Los síntomas no necesariamente deben aparecer todos. En algunas personas solo hacen presencia pocos. Para usted revisarse profesionalmente de este padecimiento, debe responder “SI” a estas preguntas:

  1. ¿He presentado algunos síntomas mencionados por más de dos semanas? Pueden ser más de 5 síntomas simultáneamente.
  2. ¿los síntomas presentados están afectando la rutina diaria? Puede ser propia o de alguna persona cercana suya.
  3. ¿Ha tenido ideas o pensamientos suicidas?

Y lo importante: nunca se sienta avergonzado de pedir ayuda por padecer de esta enfermedad. No busque refugio en elementos como el alcohol o las drogas. El alivio que estos flagelos ofrecen es utópico, además de agravar fuertemente el trastorno depresivo.

Tratamientos de la depresión

¿Cómo salir de una depresión grave? Eliminar este estado de la persona es completamente posible. Es más, puede ser completamente superada. Para que un tratamiento para la depresión sea eficaz, debe tener muy en cuenta tres objetivos:

  • Mejorar los síntomas depresivos.
  • Recuperar el nivel psicosocial previo.
  • Prevenir futuros episodios depresivos.

Algunos profesionales de la psicología aplican algunas terapias para la depresión emocional muy drásticas. No obstante, son excelentes por los efectos potenciales que tienen en los pacientes, entre las que se pueden mencionar:

  • Comer abundantemente.
  • Ejercitarse, moverse, hacer entrenamientos cardiovasculares.
  • Descansar lo más que se pueda.
  • Estimula, ama, quiere a las personas que rodean la vida.
  • Proponerse objetivos y metas en la vida.
  • Concentrarse en dar lo mejor en todo. Cuando se tienen pensamientos negativos, es necesario evitarlos.

Los profesionales recomiendan tratamientos psicológicos, algunas terapias para la activación y cognitiva conductual, además del psicoanálisis interpersonal. También debe ir acompañado de medicinas antidepresivas, como la serotonina que actúa como inhibidor y los antidepresivos tricíclicos. Es necesario que el médico tenga en cuenta posibles efectos contraproducentes de los antidepresivos.

¿Cómo ayudar a alguien con depresión?

Puesto que este trastorno es inevitable, pudiéndole suceder a cualquiera, lo importante es la voluntad del paciente y como incentivarla. Esto, acompañado de un tratamiento psicológico verbal y medicamentos correctos que puedan controlar los síntomas el resultado será satisfactorio. Por ello no olvidemos:

  • Conversar honestamente con nuestro terapeuta y/o doctor. No tenga miedo de preguntar, ni pedir explicaciones sobre lo que siente.
  • Si no ve resultados favorables después de un mes, vuelva consultar al doctor. Es probable que necesite otro tipo de tratamiento o punto de vista.
  • Dese la oportunidad de conseguir apoyo en grupos que tengan la misma necesidad de superar la depresión que usted. Eso lo ayudará a tener ideas y habilidades que le socorran con su padecimiento. Así como también, tendrá la opción de recibir información otros recursos útiles.
  • Cuide su horario de descanso duermas como mínimo 8 horas. Distráigase salga a caminar, visite un amigo o pariente que le pueda subir el ánimo y como alimentos saludables.
  • Busque apoyo espiritual, si así lo desea encuentre la fortaleza en sus principios religiosos.
  • Por último y más importante ¡No se deje derrotar! Puede que pierda algunas batallas, pero no la guerra. Esto puede tomar tiempo antes que su tratamiento haga efecto para su proceso en particular. Así que, no deje de tomar su medicamento sin antes consultar al médico.

Busca la mejor ayuda profesional para la depresión con centroserendipia.es

¿Tienes a personas con una tristeza o sentimientos inexplicables que puedan sugerir depresión? Si tienes problemas, desde la web puedes usar nuestros canales regulares para contactarnos.

Es bueno que compartas esta información, así que siéntete libre de hacerlo por medio de las redes sociales. Asimismo, si fue de ayuda, puedes comentar tus apreciaciones en la caja de comentarios. 

Referencias:

American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Quinta edición. DSM-V. Masson, Barcelona.

Depresión. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003213.htm

Depresión. Recuperado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Depresi%C3%B3n#Etiolog%C3%ADa

Depresión. Recuperado de: https://www.mis15minutos.com/depresion/

Depresión. Recuperado de: https://www.who.int/topics/depression/es/#:~:text=La%20depresi%C3%B3n%20es%20un%20trastorno,cansancio%20y%20falta%20de%20concentraci%C3%B3n.

¿Qué es la depresión? Recuperado de: https://www.mhanational.org/que-es-la-depresion

Si buscar un psicólogo en Sabadell o un psicólogo en Terrassa contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Depresión

La depresión – una enfermedad silenciosa y mortal

Blog ¿Hablamos? La depresión – una enfermedad silenciosa y mortal Tabla de contenidos ¿Qué tal, amigos? En este material conoceremos de cerca la depresión, uno de los trastornos que más afecta a la población mundial. Afecta a todos sin diferencia de edad, raza o condición social. Además, puede convertirse en una enfermedad crónica y repetitiva,

Leer Más >>
hemisferios cerebrales

Los hemisferios cerebrales y la importancia de todas sus funciones

Blog ¿Hablamos? Los hemisferios cerebrales y la importancia de todas sus funciones Tabla de contenidos Hola, estimados lectores. Todo lo que el ser humano hace, piensa y siente, está dirigido por el cerebro o telencéfalo. Los hemisferios cerebrales representan la división principal de este órgano y cada hemisferio permite ejecutar una cantidad indeterminada de acciones.

Leer Más >>

Fecha de modificación: 02/09/2020

La web www.centroserendipia.es tiene como misión ofrecer información de interés psicológico, así como ser un medio de contacto para ofrecer intervención psicológica. Se dirige a la población en general que pudiera tener interés o necesidad de contactar nuestros servicios en el territorio español. Maria José Jiménez, Psicóloga Col.25541 es la autora de la web www.centroserendipia.es, siendo responsable ultima de su edición, ofreciendo una revisión periódica mensual. La información proporcionada en www.centroserendipia.es ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y, su médico. www.centroserendipia.es no aloja publicidad de ningún tipo y es financiado por Maria José Jiménez.

Deja un comentario