Centro Serendipia

Qué hacer cuando sientes ganas de escapar.

Qué hacer cuando sientes ganas de escapar

Si alguna vez has sentido una inmensa necesidad de escapar de todo, no estás solo. Es normal que en ciertos momentos de la vida nos sintamos abrumados y con ganas de huir de nuestras responsabilidades diarias. Sin embargo, es importante recordar que huir no es la solución.

En lugar de caer en la tentación de huir, te propongo algunas estrategias para enfrentar estas emociones y encontrar una solución más saludable.

1. Reconoce tus emociones: Lo primero que debes hacer es reconocer y aceptar tus emociones. No te juzgues por sentirte abrumado o atrapado. Todos hemos pasado por momentos similares en algún momento de nuestras vidas.

2. Tómate un momento para reflexionar: Antes de tomar cualquier decisión apresurada, tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que te está llevando a sentirte así. Explora tus pensamientos y emociones más profundos para comprender mejor cuál es el origen de esa sensación de querer huir.

3. Busca apoyo: No tienes que enfrentarlo solo. Busca a alguien en quien confíes, ya sea un amigo, un familiar o un profesional de la salud mental. Comparte tus sentimientos y preocupaciones con ellos, y permite que te brinden apoyo y orientación.

4. Analiza las causas del malestar: Es importante examinar las causas subyacentes que te llevan a sentirte así. Puede ser que estés experimentando demasiado estrés en el trabajo, problemas de pareja o simplemente una sensación general de insatisfacción con tu vida. Identificar las causas te ayudará a tomar medidas específicas para abordarlas.

5. Encuentra alternativas saludables: En lugar de huir, busca alternativas saludables para lidiar con tus emociones. Prueba técnicas de relajación como la meditación, el yoga o la respiración profunda. También puedes encontrar consuelo en actividades que te gusten, como escuchar música, leer un buen libro o practicar algún deporte.

6. Establece metas realistas: Poner metas alcanzables y realistas te ayudará a mantener la motivación y la sensación de progreso. Ármate un plan de acción que te permita abordar los desafíos que enfrentas, paso a paso.

7. Cuida tu bienestar físico y emocional: Recuerda que tu bienestar físico y emocional es fundamental para tu salud mental. Asegúrate de cuidar tus necesidades básicas, como dormir lo suficiente, alimentarte bien y hacer ejercicio regularmente. También es importante dedicar tiempo a actividades que te hagan feliz y te permitan relajarte.

8. Recuerda que el cambio es posible: Aunque en ciertos momentos pueda parecer imposible, recuerda que el cambio es posible. Con perseverancia y apoyo, puedes encontrar soluciones a tus problemas y alcanzar una vida más equilibrada y satisfactoria.

En conclusión, cuando sientas ganas de escapar, recuerda que huir no es la solución. En lugar de eso, busca formas saludables de enfrentar tus emociones y buscar apoyo. Recuerda que tú tienes el poder de cambiar tu vida y encontrar la felicidad que mereces.

– American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

– Beck, A.T., Rush, A.J., Shaw, B.F., & Emery, G. (1979). Cognitive therapy of depression. New York: Guilford Press.

– Buskist, W., & Davis, S. (2020). The handbook of psychotherapy and behavior change. Hoboken, NJ: Wiley.

– Comer, R.J. (2014). Abnormal psychology (9th ed.). New York: Worth Publishers.

– Kandel, E.R. (2005). Psychiatry, psychoanalysis, and the new biology of mind. Washington, D.C.: American Psychiatric Press.

– Kendler, K.S., & Parnas, J. (2015). Philosophical issues in psychiatry: Explanation, phenomenology, and nosology. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press.

– National Institute of Mental Health. (n.d.). Mental disorders. Retrieved from https://www.nimh.nih.gov/health/statistics/mental-illness.shtml

– Salkovskis, P., & Fisher, P. (2010). Treating obsessive-compulsive disorder with exposure and response prevention. New York, NY: Oxford University Press.

– Schore, A.N. (2012). The science of the art of psychotherapy. New York: W.W. Norton & Company.

– Shadish, W.R., Cook, T.D., & Campbell, D.T. (2001). Experimental and quasi-experimental designs for generalized causal inference. Boston, MA: Houghton Mifflin.

– Wolpe, J. (1958). Psychotherapy by reciprocal inhibition. Palo Alto, CA: Stanford University Press.

Si buscar un Psicólogo en Sabadell o un Psicólogo Online contacta con nosotros y trazaremos el mejor plan para tu terapia.

Maria Jose Jiménez. Centro Serendípia

Deja un comentario